Si alguna vez has tenido la oportunidad de viajar en tren por Jap√≥n, es posible que hayas podido ver a trav√©s de los cristales al conductor realizando todo tipo de gestos y se√Īales con sus manos mientras lleva el aparato. ¬ŅQu√© demonios significa y cu√°l es el motivo?

El t√©rmino japon√©s para esta especie de ritual se conoce como shisa kanko, aunque tambi√©n existen variantes como shisa kakunin kanko y yubisashi kosho. Viene a ser algo parecido al t√©rmino en ingl√©s ‚Äúpointing and calling‚ÄĚ.

Advertisement

Este extra√Īo espect√°culo que todav√≠a perdura en el pa√≠s asi√°tico se remonta a m√°s de un siglo en el tiempo, m√°s o menos a comienzos de 1900. Cuentan los libros de historia que todo comenz√≥ a trav√©s de un ingeniero y conductor de trenes de vapor llamado Yasoichi Hori, quien supuestamente estaba empezando a perder la vista.

Preocupado por haber recibido una se√Īal por error, Hori comenz√≥ a gritar preguntando por el estado de la se√Īal al compa√Īero que viajaba con √©l. Este √ļltimo le confirm√≥ respondi√©ndole. Un tipo que trabajaba para la compa√Ī√≠a de trenes vio la escena y le pareci√≥ que era una forma excelente de reducir los posibles errores.

Advertisement

As√≠, en el a√Īo 1913 esta ‚Äúllamada y respuesta‚ÄĚ se codific√≥ en un manual de ferrocarril denominado kanko oto. Las se√Īales llegar√≠an un poco m√°s tarde, hacia 1925.

La t√©cnica sirve como m√©todo de prevenci√≥n de errores a trav√©s de gestos y vocalizaciones. La teor√≠a dice que al escuchar tu propia voz, y hacer uso de los m√ļsculos de la boca y el brazo, estimulas tu cerebro para que est√© m√°s alerta. ¬ŅY funciona?

Imagen: Wikimedia Commons

Advertisement

Seg√ļn una investigaci√≥n realizada en 1994 por el Instituto de Investigaci√≥n T√©cnica Ferroviaria de Jap√≥n, s√≠. Los trabajadores a los que se les pidi√≥ que completaran una tarea simple realizaron una media de 2,38 errores por cada 100 acciones cuando no se tomaron medidas especiales para evitar errores.

Sin embargo, cuando se les pidi√≥ agregar una llamada o simplemente se√Īalar, su tasa de error se redujo significativamente. Mejor a√ļn, la tasa de error fue m√≠nima cuando usaron ambos pasos a la vez, reduci√©ndolos a casi un 85%.

Esta es la historia de un m√©todo que ha acabado convirti√©ndose en tradici√≥n (en un pa√≠s eminentemente tradicional). De hecho, el mismo se ha extendido a toda una gama de industrias y negocios japoneses. Y no s√≥lo Jap√≥n, aunque no es muy com√ļn en otros pa√≠ses, espacios como el sistema de metro de Nueva york tambi√©n lo han asimilado. [Wikipedia, JapanTimes]