La realidad virtual y los hologramas son dos tecnolog√≠as malditas. Llevan a√Īos en desarrollo y d√©cadas en la imaginaci√≥n, pero nadie ha logrado cristalizar un dispositivo que no haya acabado en el ba√ļl de las excentricidades sin futuro. Ahora llega Project Hololens, y algo nos dice que esta vez es la buena.

Advertisement

Cuando Microsoft mostró hoy, al principio de su presentación, la imagen de un salón con una especie de holografía sobre la mesa (sobre estas líneas), debo confesar que se me escapó una risita. La imagen era completamente irreal, e incluso recordaba un poco a los típicos anuncios kitch de videojuegos de los 90.

Por supuesto, cuando Microsoft present√≥ el dispositivo que pod√≠a hacer realidad esa imagen tan solo un rato despu√©s me tuve que tragar la risa. Hololens es, con diferencia, el concepto m√°s innovador que los de Redmond han presentado en a√Īos. Lo que ofrece es digno de una pel√≠cula de ciencia-ficci√≥n y, sin embargo, tambi√©n es extra√Īamente realista.

Somos conscientes de que el proyecto est√° en una fase de absoluto prototipo. La versi√≥n de desarrolladores llegar√° en primavera, pero eso no quiera decir nada. Google Glass llevaba un a√Īo en manos de los desarrolladores y Google ha dado carpetazo al proyecto mientras trata de reconducirlo. ¬ŅQu√© nos lleva a pensar que Project Hololens puede triunfar donde Google fall√≥? Fundamentalmente estas seis razones

Advertisement

Es un animal diferente

Advertisement

Oculus Rift, Samsung VR o los visores de Sony y otras compa√Ī√≠as para ver cine y jugar a videojuegos... Aunque todos contemplan en parte la realidad aumentada, en realidad son dispositivos de entretenimiento con un p√ļblico muy concreto en mente. Uno al que no le importa parecer un extraterrestre probablemente. En cuanto a Google Glass, su empe√Īo en estar en nuestra cara las 24 horas del d√≠a solo le ha servido para acabar considerada como una excentricidad para nerds especialmente fastidiosos. Lo dije hace tiempo. A la gente no le gusta que le apunten con una c√°mara constantemente.

Sin embargo, a nadie le extra√Īa ver una webcam encima de un monitor. Y eso es precisamente Project Hololens: un monitor que se lleva pegado a la cara y convierte nuestro entorno en una interfaz gigante e interactiva. Lleva c√°maras, s√≠, pero no tratan de pasar desapercibidas, y probablemente a nadie le resultar√≠a raro llevar algo semejante en una oficina o en casa.

Microsoft tiene la tecnología...

Cuando prob√≥ brevemente Project Hololens, nuestro compa√Īero Sean Hollister pudo ver cuatro c√°maras y sensores de profundidad de infrarrojos entre las tripas del dispositivo. Microsoft lleva a√Īos desarrollando esa tecnolog√≠a de percepci√≥n espacial en Kinect. Solo necesita miniaturizarla, adaptarla, y hacerla atractiva. En realidad, el nuevo visor no est√° descubriendo Am√©rica. Simplemente est√° haciendo por fin bien algo que ya se conoc√≠a hace a√Īos.

Advertisement

...y tiene el dinero

Durante la presentaci√≥n europea de la primera Xbox (2002 en el sur de Francia), los congregados en el evento nos pregunt√°bamos si aquella caja negra y fea como ella sola que parec√≠a una CPU burdamente miniaturizada llegar√≠a a codearse alg√ļn d√≠a con PlayStation 2.

-Es muy fea. No creo que llegue a triunfar- comentó un periodista.

-Sí. Lo mismo decían de Windows 1- Replicó otro.

La an√©cdota sirve para ilustrar un dato. Aunque Microsoft a menudo es percibida como una corporaci√≥n enorme, malvada y poco innovadora, la realidad del √ļltimo punto es justo la contraria. Microsoft, no solo innova mucho, sino que tiene la voluntad (y los recursos) para tirar fajos y fajos de billetes contra un proyecto en desarrollo hasta que logran hacerlo viable. Incluso son capaces de seguir apoyando un proyecto cuando ya nadie da un c√©ntimo por √©l (Una palabra: Zune). En Redmond son muy tercos, y no dan su brazo a torcer a la primera. El que Project Hololens se est√© criando en su seno indica que, por lo menos, el visor tendr√° muchas oportunidades para probar su val√≠a antes de declararlo p√ļblicamente un fracaso.

Advertisement

Desarrollo independiente

Project Hololens ha nacido en el seno de una plataforma llamada Windows Holographic que apuesta por el código abierto. En un proyecto como este, el apoyo de la genial comunidad de desarrolladores independientes es crucial para llegar a crear una masa crítica de aplicaciones que la gente vea y exclame: "¡Oh! Quiero eso".

Ecosistema instant√°neo

Advertisement

No hace falta apostar por fórmulas raras ni crear todo un nuevo sistema operativo desde cero. Desde el principio se nota que Microsoft quiere que Hololens esté integrado con Windows 10. Eso significa que, si el dispositivo alcanza una versión comercial, saldrá a la venta con un catálogo de servicios y aplicaciones que ya existen y que la gente ya usa. Es una ventaja enorme.

En el momento preciso

La √ļltima raz√≥n que me lleva a querer creer en Project Hololens es que la apuesta de Microsoft llega en el momento m√°s adecuado. Los PC son una commodity, los smartphone ya no nos innovan como antes (nunca lo hicieron, en realidad. Solo siguen la trayectoria de los PC hacia el est√°tus de commodity), y todav√≠a no sabemos muy bien qu√© hacer con los smartwatches. La cara es la √ļltima frontera en materia de innovaci√≥n. ¬°Pong√°monos todos un ordenador en la cara! ¬°Es el futuro!

Advertisement

Llevamos a√Īos viendo prototipos que han caldeado el ambiente. El p√ļblico ya est√° familiarizado con el concepto, y est√° dispuesto a aceptarlo siempre y cuando llevarlas no le haga parecer idiota, o someta a la sociedad a la tiran√≠a de idiotas ambulantes con c√°maras semiocultas en la cara. Project Hololens es un PC con Kinect para llevar puesto en la cabeza. La gente ya est√° preparada. Lo √ļnico que tiene que hacer es funcionar bien, y en esas estamos ahora mismo. Si lo lograr√°n o no, es otro asunto, pero posibilidades no les faltan.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook oGoogle+ :)