Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Si tienes o has tenido un gato en casa seguramente la escena te resulta familiar. Te tumbas en el sillón a leer o ver la tele y de repente tienes el trasero del gato frente a ti sin saber muy bien lo que quiere. Así que de eso va precisamente este pequeño post, ¿por qué demonios lo hacen? ¿Se están riendo de nosotros?

Advertisement

La explicación a este misterio la cuenta el experto e investigador canino, Mikel Delgado, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la UC Davis: los gatos no están tratando de asustarte ni están alerta, de hecho, es más bien lo contrario, con ese alarde rectal están tratando de ser amables, algo así como un saludo amistoso. Según Delgado:

Para los gatos, es normal que se huelan mutuamente como una forma de saludar o confirmar la identidad de otro gato. Es difícil para nosotros, pero para ellos, el olor es mucho más importante y cómo se reconocen entre sí que la propia visión. Por tanto, los gatos pueden estar “invitándonos” a echarles un vistazo, o simplemente dándonos un saludo amistoso.

Advertisement

Dicho de otra forma, para un gato, presentar o inspeccionar un trasero es una especie de escaneo de huellas digitales. Es una medida biológica de seguridad. De hecho, estudios anteriores han demostrado que los gatos usan su parte trasera para expresar amistad o afecto. Levantar la cola para que puedas oler es una señal de confianza. Y si mantienen la cola baja, es posible que se sientan un poco tímidos. [Inverse]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter