Image: Buenosybaratos

Vas a abrir una lata, de tomate por ejemplo. Sitúas la lata sobre una base, tomas el abrelatas... y terminas con ese final tan peligroso donde parte de la tapa separada queda flotando en la salsa con el riesgo evidente de un corte al tratar de sacarla. Lo que ocurre es que llevas toda la vida utilizando mal el abrelatas.

Es posible que no te encuentres en ese tanto por ciento de la población que no tenía ni idea hasta hoy de cómo abrir correctamente con el abrelatas, en tal caso, puedes dejar de leer.

Advertisement

Si no es así, el siguiente vídeo explica claramente cual es la forma correcta:

Como vemos, en lugar de abrochar el abrelatas en el borde de la lata para que la manivela quede hacia afuera, lo que debes hacer es colocarla boca arriba hacia el techo. Luego gira la perilla como lo harías normalmente, y una vez que hayas completado una rotación completa, simplemente levanta el abridor de la lata.

Advertisement

Maravilloso, sobre todo si llevabas toda la vida utilizando mal el utensilio como la mayoría de mis compañeros. [Mental Floss]