Este es un muy buen cable HDMI... ¿que cómo lo se?
Photo: Alex Cranz

No es culpa tuya, pero es muy probable que esté utilizando el cable HDMI incorrecto para conectar ese Apple TV 4K o PS4 Pro a tu nuevo televisor. La razón es que, aunque es posible que haya asumido que todos los cables HDMI son iguales, lamentablemente no lo son.

Esa es la mala noticia. La peor es que si tienes el cable equivocado, puedes estar perdiéndote las mejores características de tu televisor, o lo que sea que intentes enchufar. Puede que estés perdiendo el HDR, una amplia gama de colores, la alta tasa de fotogramas para tus deportes y juegos... Pero no te preocupes. Si sabes qué buscar, en realidad es bastante fácil encontrar el cable correcto.

Los cables tienen estándares

Lo primero que debes entender es que los cable HDMI no son como los cables de vídeo por componentes, los cables compuestos o los S-video que quizá hayas enchufado a tu televisor en el pasado. Todo lo que importaba con esos cables era que estuvieran bien hechos y tuvieran los contactos adecuados.

Los cables HDMI, por el contrario, se parecen más a los cables USB o Ethernet. Hay diferentes versiones que lucen idénticas en el exterior, pero cuyo interior puede afectar enormemente la cantidad de datos que mueven del punto A al punto B. ¿Sabes ese viejo cable USB 2.0 que ralentizaba tu disco duro externo en comparación con un USB 3.0? HDMI está sujeto exactamente al mismo tipo de limitación: ancho de banda.

Advertisement

A día de hoy hay siete versiones diferentes de HDMI, comenzando con la 1.0, que se introdujo en 2002, y terminando con la 2.1, que se anunció en noviembre de 2017. El ancho de banda que cada versión es capaz de soportar, así como cualquier característica interesante adicional que pueda tener una versión, la decide el Grupo de Licencias de HDMI, que está formado por una lista de compañías que incluyen Toshiba, Technicolor, Panasonic o Sony.

La versión 1.4 de HDMI, que se introdujo en 2009, es el cable HDMI estándar más común en la actualidad. Admite hasta 10 Gbps y una resolución de 1080p con una frecuencia de actualización de 120Hz (lo que significa que la pantalla puede mostrar 120 fotogramas por segundo, ideal para deportes y juegos). Sin embargo, solo puede mostrar 4K a 60Hz y no soporta nuevas funciones como el famoso HDR y una gama extendida de colores.

Todo esto significa que no vale la pena usarlo si lo que estás es intentando conectar el último decodificador o consola de juegos con un televisor fabricado en los últimos dos o tres años.

Advertisement

Photo: Alex Cranz

No es que el cable sea completamente inútil, pero tampoco es ideal. En esencia, estás perdiendo las fantásticas funciones que pagaste con ese televisor y dispositivo conectado a HDMI.

HDMI 1.4 también tiene varias sub versiones: la 1.4a y la 1.4b. La primera permite que el cable funcione con televisores 3D en 1080p 24Hz, y la última también permite manejar 3D 1080p a 120Hz. Ninguna de las dos proporciona una mejora notable si estás utilizandolos con un televisor 2D. Como los televisores 3D ya no son especialmente populares y no hay mucho contenido disponible no es necesario que pienses demasiado sobre estos dos: seguirán funcionando igual que la versión 1.4 original.

Advertisement

Lo que sí proporciona una mejora palpable es pasar a la Versión 2.0. Con esta actualización, el ancho de banda máximo del cable casi se duplica, de 10 Gbps pasamos a 18 Gbps. Esto significa que, en teoría, el cable puede transmitir muchos más datos, como todos los necesarios para representar adecuadamente una gama de colores más amplia o HDR.

Lamentablemente, el 2.0 todavía tiene un límite de 4K a60Hz. Si has comprado un lujoso televisor 4K capaz de llegar a los 120Hz, no podrás obtener una imagen 4K 120Hz transmitida a través de HDMI con una versión 2.0 o anterior.

Advertisement

Aquí es donde hace acto de presencia la versión 2.1, que se anunció en noviembre de 2017. No solo duplica el ancho de banda. Con un máximo teórico de 48 Gbps. Admás es casi tres veces más rápida que la 2.0 y casi cinco veces más rápida que la 1.4 o anterior. Puede mostrar 4K y 120Hz con una amplia gama de colores y HDR, Todo al mismo tiempo. Sin embargo, como se anunció en noviembre de 2017 aún hay muy pocos televisores con puertos compatibles con ese estándar o cables fabricados según el mismo.

Los estándares de los HDMI están ocultos porque el mundo es un lugar horrible

Llegado este punto, parece que hemos dado con la clave ¿no? Podemos salir, encontrar un cable HDMI 2.0 o 2.1, conectarlo y listo. Desafortunadamente no. En 2012, HDMI realizó un movimiento completamemnte absurdo y esencialmente prohibió que nadie especificara realmente qué estándares son compatibles con sus cables.

Advertisement

En otras palabras, que no puedes simplemente ir a Monoprice o Amazon y elegir un bonito cable 2.0 y recibirlo en el mismo día. Por fortuna, después de leer esto no tendrás que repasar todos los números que hay en la descripción de un cable HDMI cuando haces una búsqueda.

Advertisement

La clave no es buscar 4K o 60Hz o HDR, o estadísticas más complejas como YUV 4: 4: 4. A lo único que necesitas prestar atención es al ancho de banda del cable. Lo que tienes que buscar son cables que sean capaces de 18Gbps o más.

También deberís asegurarse de que esos cables estén certificados, ya que los cables no certificados pueden hacer cualquier tipo de afirmación sobre ancho de banda que luego no tienen. Un cable certificado será un poco más caro, pero eso significa un dólar o dos más. Es un pequeño precio a pagar para asegurarse de que tu televisor de mil dólares muestra la imagen para la que fue diseñado.

Cómo saber si debes deshacerte de un cable viejo

¿Cómo saber si los cables que ya tienes en casa no tienen valor? Por lo general, no hay inscripciones en el cable en las que puedas confiar para informarte con precisión. Si no quieres tirar todos los cables que tienes actualmente e ir a comprar todos nuevos no te ueda otro remedio que verificar algunas cosas.

Advertisement

En primer lugar, consulta el manual de tu televior y mira qué versión de HDMI admite cada puerto. Muchos televisores, especialmente los más baratos, solo suelen tener la versión 2.0 o superior en un puerto Eso significa que solo hay una entrada que soporta 4K, o HDR, o todo eso de lo que el vendedor presumía cuando lo compraste. Una vez encuentres un puerto Versión 2.0 en tu televisor conéctale un dispositivo que sea compatible con 4K y HDR. Ahora, confirma que el HDR está habilitado en el televisor. Deberás verificar el manual, ya que todos los televisores confirman el HDR de manera diferente.

Si HDR está habilitado, probablemente ya estés listo. Pero si está habilitado y notas que la imagen se pixela o da tirones, eso significa que el cable no puede manejar todos los datos y debe ser reemplazado. Esto es muy común con cables de más de dos metros que intentan transmitir imágenes 4K 60Hz con una amplia gama de colores y HDR. Por esa razón, rara vez es una buena idea comprar un cable que sea más largo que 2 metros.

Advertisement

Mientras se puedan encontrar buenos cables certificados en lugares como Amazon y Monoprice por menos de 10 dólares no hay ninguna razón para no reemplazar los cables si es necesario porque has cambiado de televisor. Si has gastado todo ese dinero en una buena calidad de imagen, ¿por qué desperdiciarlo por culpa de un cable barato?