Existen cables y accesorios para tus dispositivos que, aunque lucen inofensivos y como cualquier otro, esconden tecnología espía. Es increíblemente fácil camuflar un rastreador en uno de estos accesorios, así que ten mucho cuidado con lo que compras y usas.

Advertisement

Los investigadores de seguridad informática conocidos como MG y mich se han dedicado a investigar qué tan fácil era identificar uno de estos cables. Malas noticias: no lo es. Sus creadores utilizan antenas y chips que se esconden y camuflan a la perfección en el interior del conector. Es difícil notarlo a menos que sepas lo que buscas, incluso si abres el conector USB.

Por ejemplo, si miras muy bien en la imagen del USB abierto sobre estas líneas podrás encontrar la antena en forma de pegatina adherida al interior de la carcasa. Al despegarla, se ve así:

Advertisement

Esta antena sirve como rastreador de posicionamiento (GPS). No obstante, estos cables espías también esconden micrófonos para escuchar lo que dices a su alrededor. En la imagen a continuación se puede ver, escondido en la esquina superior izquierda del conector.

Esta clase de cables y accesorios son vendidos en tiendas virtuales y f√≠sicas de todo el mundo como ‚Äúdispositivos antirrobo‚ÄĚ y de protecci√≥n para tus dispositivos, incluso contando con ranuras para tarjetas SIM para que el dispositivo pueda enviarte mensajes o su ubicaci√≥n si la necesitas.

Advertisement

En algunas tiendas, por ejemplo, se pueden comprar accesorios como cargadores de m√≥viles para coches que hacen de ‚Äúsistema de seguridad secreto‚ÄĚ, pero en realidad tambi√©n pueden ser usados para espiar al usuario dado que transmite su posici√≥n e incluso graba el sonido a su alrededor (voces, llamadas, etc√©tera). [v√≠a mich (@ox6d696368) / @_MG_ ]