Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Probamos el nuevo portátil de Samsung que tiene una batería monstruosa con autonomía de 23 horas

14.3K
22
Save
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Samsung siempre tiene algunas sorpresas planeadas para sus grandes eventos de lanzamiento, por lo que después de presentar de manera oficial el nuevo Galaxy Note 10, la compañía anunció un ordenador portátil basada en ARM con conectividad LTE incorporada, asegurando que cuenta con una batería con autonomía de hasta 23 horas.

Advertisement

Con un precio base de 1.000 dólares, el nuevo Galaxy Book S quiere ofrecer una experiencia informática optimizada para las personas que están constantemente en movimiento. Al igual que el Galaxy Book 2, un modelo anterior de la compañía, el nuevo portátil de Samsung funciona con sistema operativo Windows 10, y en lugar de un procesador de Intel o AMD, el Galaxy Book S viene con un chip Snapdragon 8cx de Qualcomm.

Además, el Galaxy Book S cuenta con una pantalla Full HD de 13 pulgadas, un perfil muy delgado, carga mediante USB-C, altavoces estéreo AKG y un diseño sin ventilador de regriferación, lo que lo hace silencioso. En cuanto a sus características técnica, tiene 8 GB de memoria RAM, 256 GB o 512 GB de almacenamiento, una ranura para tarjeta microSD y Wi-Fi 802.11ac.

Samsung dice que el Galaxy Book S también fue creado para ofrecer una gran experiencia en movilidad, con características que incluyen tiempos de encendido casi instantáneos y la posibilidad de “despertar” el portátil rápidamente con solo tocar un botón o el touchpad.

El Galaxy Book S promete ser extremadamente ligero y fácil de transportar, gracias a su peso de apenas 0,96 kilogramos, y su integración con la aplicación Your Phone de Microsoft debería ayudar al ordenador portátil a transferir fácilmente cosas como fotos, archivos y correos electrónicos sincronizados entre tu teléfono y el portátil.

Advertisement
El Galaxy Book S solo tiene un puerto USB-C en cada lado.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Y para facilitar el inicio de sesión en el portátil, Samsung ha incorporado en el Galaxy Book S un lector de huellas dactilares que funciona con Windows 10.

Advertisement

Por otro lado, tener una batería que dure 23 horas puede ser algo sorprendente, así que espero comprobar si el Galaxy Book S realmente puede cumplir la promesa de Samsung en la vida real.

El Galaxy Book S estará disponible en otoño en dos colores (dorado y gris), directamente desde Samsung.com, y en las tiendas de Verizon en Estados Unidos.

Advertisement

Después de tener ver rápidamente el Galaxy Book S en persona, tengo algunas conclusiones. La primera es que el Galaxy Book S es un portátil muy simple. Los únicos puertos en la máquina son dos puertos USB-C, un conector para auriculares y una bandeja de doble ranura para una tarjeta microSD y una SIM.

Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

El Galaxy Book S también se siente increíblemente liviano en tus manos, incluso más liviano de lo que imaginarías que se siente su peso de casi 1 kilo. Me recuerda mucho a la línea Gram de LG, pero con un cuerpo ligeramente más rígido que debería ser mejor para usarlo sobre el regazo.

El rendimiento del Galaxy Book S también parece mejorar significativamente con respecto al Galaxy Book 2. Qualcomm dice que el Galaxy Book S ofrece un rendimiento de CPU un 40% más rápido, además de un 80% mejores gráficos, y eso parece cierto.

Advertisement

Mover ventanas y abrir aplicaciones fue mucho más fluido y rápido que en cualquier otro portátil basado en ARM con Windows que he probado, lo que debería hacer que el Galaxy Book S sea una buena opción para las personas que solo quieren revisar correos electrónicos, navegar por la web y realizar un poco de trabajo ligero.

Me preocupa el teclado, pero esperaré a probarlo más.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

Mi única preocupación hasta ahora es el teclado del Galaxy Book S. Sus teclas se encuentran casi al ras del cuerpo del portátil, y hay muy poco rebote o desplazamiento de teclas mientras se escribe. Es casi como escribir en un teclado moderno de MacBook, que no es una gran experiencia, excepto que las teclas del Galaxy Book tienen aún menos clic táctil.

Share This Story