Saturado. Así se encuentra el mundo de la telefonía móvil ahora mismo. Muchos países han alcanzando ya el 100% de penetración y otros la han superado. Es decir, en buena parte del mundo ya hay tantas líneas de telefonía móvil como habitantes, o más. Según las últimas cifras de la International Telecommunications Union (ITU), el número de suscriptores a telefonía móvil en el mundo superará a la población total a comienzos de 2014, con más de 7.000 millones de líneas. Y lo increíble: se ha conseguido en apenas cinco años. 

Los países desarrollados son los que han empujado hasta ahora este crecimiento. Allí la penetración de la telefonía móvil llega al 128% de la población, mientras que en los países en vías de desarrollo se queda en el 89%. A partir de ahora será justo al revés. 

Advertisement

Respecto a Internet, la ITU estima que a finales de año en torno al 39% de la población mundial (2.700 millones de personas), tendrá acceso. Sin embargo, esta cifra es aún muy desigual entre países desarrollados (penetración de Internet del 77% de la población) y en vías de desarrollo (31% de penetración). Por hogares, el 41% tendrá acceso a la red a finales de año. Casi la mitad de los hogares en el mundo. Impresionante. 

El crecimiento del acceso a Internet se está produciendo en buena medida por la caída del precio de la banda ancha, un 82% a nivel mundial, medido como porcentaje del gasto de la renta bruta anual per capita.

Europa es el continente con la banda ancha más barata: supone menos del 2% de la renta bruta per capita. Eso sí, la velocidad del acceso sigue siendo radicalmente diferente por país. Corea del Sur, Hong Kong y  Japón, son los líderes en esto de disfrutar de Internet a velocidad del rayo. [ITU]

Advertisement

Foto: Toria/Shutterstock