Submarino San Juan. AP

En estos momentos, la Armada argentina y un grupo cada vez más nutrido de aliados internacionales están buscando el submarino desaparecido, San Juan. Se trata de un buque clase TR-1700, por tanto, ¿con qué tipo de reservas cuenta para los 44 tripulantes a bordo?

El sábado pasado el ministerio argentino emitió un comunicado donde se aseguraba que la Armada recibió hasta siete llamadas que provenían del buque desaparecido. El problema es que no fueron capaces de enlazar las comunicaciones, por lo que no hubo contacto.

El intento de comunicación podría confirmar la teoría del gobierno: el submarino está aislado pero en la superficie. Sea o no así, lo realmente importante es que al final puedan contactar o encontrar su ubicación. A priori, la tripulación tiene días de víveres, oxígeno e incluso agua.

Submarino San Juan. Wikimedia Commons

Como decía al comienzo, el submarino es una clase TR-1700, en este caso proveniente de Emden (1983, Alemania) en manos de la Armada desde 1985. Desde entonces, ha estado prestando servicio en diferentes operaciones navales en el Atlántico Norte y aguas del Caribe, así como ejercicios desde la Base Naval de Mar de la Plata.

Advertisement

Se trata de una de los tipos de submarinos más grandes construidos en Alemania desde la Segunda Guerra Mundial, y se encuentran entre los diesel-eléctricos más rápidos. Cuenta con 960 baterías de plomo-ácido, energía provista a un motor eléctrico de propulsión de cuatro armaduras y 6.400 kW de potencia, capaces de alcanzar una velocidad de hasta 25 nudos (45km/h). Para la carga de baterías cuenta con 4 motores diésel MTU y 1.200 kW de potencia.

Más datos. El modelo desaparecido puede alcanzar hasta los 250 metros de profundidad y tiene un total de 6 tubos lanza torpedos en proa, una carga de 22 torpedos tipo SSt-4, y de entre 40 a 80 minas de fondo. El submarino tiene 66 metros de eslora y siete metros y medio de ancho. Además, cuenta con el sistema de control de lanzamientos SINBADS bajo la computadora VM8-61-138 AR, un sistema que permite el procesamiento de cinco blancos y el guiado de torpedos de forma simultánea.

Submarino San Juan. Wikimedia Commons

Ahora bien, con toda esta capacidad, ¿qué tipo de reservas puede albergar? Normalmente y por protocolo, los submarinos llevan alimentos suficientes para un mínimo de 15 días extra a lo que tienen estipulado que durará cada viaje. Es decir, que si una operación dura 15 días, el submarino llevará suficientes víveres como para 30 días.

Advertisement

En el caso del San Juan, tal y como ha explicado estos días Enrique Balbi, portavoz de la Armada, el submarino tiene una autonomía (oxígeno, agua y alimentos) de hasta 90 días, aunque debería subir cada 48 horas a la superficie para cargar sus baterías. Entre los víveres se carga un poco de todo, desde alimentos frescos, hasta conservas o deshidratados. Sin embargo, también es cierto que un fallo eléctrico podría hacer que los frescos se echen a perder.

En estos momentos, la versión oficial ha dejado claro que no existen motivos para alarmarse sobre las reservas del submarino. Mientras, las labores de búsqueda continúan en una zona (a 430 kilómetros del Golfo de San Juan) donde las condiciones climáticas son muy adversas (olas de hasta 5 y 6 metros) y la captura de ecos falsos en los radares está reduciendo el porcentaje de detección a través de las sondas. [Wikipedia, BBC]