Imagen: PXHere

Hay dos formas de frenar sin tener que recurrir a un accidente. La principal, a través de los propios frenos del automóvil, o la secundaria y criticada en algunas ocasiones, la técnica conocida como freno motor. ¿Qué ocurre realmente si optamos por esta técnica en un coche de transmisión manual?

La técnica es el acto de usar la fuerza de oposición al movimiento presente en un motor de combustión interna. Con ella intentamos disipar la energía que él mismo genera y detener así el automóvil. Dicho de manera sencilla, se trata de detener el vehículo dejando de acelerar (en vez de utilizar el pedal del freno). En ese momento la válvula del acelerador se cierra, se forma un vacío y el motor reduce la velocidad del automóvil.

Ocurre que muchas veces se ha dicho que la técnica no es recomendable para nuestro vehículo, y como vienen a explicar en Engineering Explained, no sólo es un pensamiento erróneo, sino que el freno motor puede ser incluso más beneficioso en según qué situaciones.

Por ejemplo, es eficiente porque una vez que ya no se presiona el acelerador, el vehículo está usando menos combustible. Aunque parezca insignificante, en viajes largos (y siempre que queramos disminuir la velocidad de forma progresiva) la cantidad de combustible ahorrado puede aumentar considerablemente.

Advertisement

Pensemos que con la técnica es realmente la inercia del vehículo lo que mantiene en movimiento los pistones dentro de los cilindros, y lo que finalmente consigue que no sea necesaria la inyección de combustible (por supuesto, esto también implica un rozamiento interno que es lo que finalmente consigue que el auto pierda la velocidad).

Además, cuando hacemos uso de la técnica, los frenos reales del automóvil se usan menos de lo que normalmente lo harían, lo que les ayuda a durar más tiempo. Durante largos descensos en montañas, colinas o simplemente durante rutas con largos períodos de conducción, la técnica es perfecta para la buena salud de los frenos.

Advertisement

Por tanto, el freno motor no solo no es perjudicial para tu automóvil, dependiendo de la situación es incluso beneficioso. [Engineering Explained]