Foto: Getty Images.

Para robar decenas de miles de dólares en productos de Apple no se necesitó de un plan elaborado al mejor estilo de Ocean’s Eleven. No, simplemente hicieron falta menos de treinta segundos de esfuerzo y moverse con algo de cautela.

El pasado 7 de julio cuatro ladrones se hicieron con más de 27.000 dólares en iPhones y MacBooks de la Apple Store de Fashion Fair en Fresno, California. Las imágenes de vigilancia del robo muestran a los hombres entrando apresurados a la tienda, caminando hacia las mesas de exhibición, y agarrando un montón de dispositivos mientras los clientes y los empleados se quedan mirando con asombro.

“Todos los testigos tenían claro que los sospechosos eran muy agresivos, y era un robo basado en una rápida adquisición [de los productos]”, dijo el teniente de la policía de Fresno, Rob Beckwith, a KGPE, medio afiliado a CBS.

Advertisement

Originalmente los informes de la policía indicaban que fue un robo a mano armada, pero después determinaron que los ladrones no estaban armados. No se reportaron lesiones de víctimas, y la tienda permaneció abierta tras el robo, de acuerdo con el Fresno Bee.

“Se movieron entre las personas y simplemente agarraron las cosas”, dijo Beckwith al Fresno Bee. El Departamento de Policía de Fresno ofrece una recompensa en efectivo por información relacionada con el incidente.

Las tiendas de Apple son icónicas por su tamaño y sus largas mesas de madera de exhibición llenas de productos costosos disponibles para probar. Es esta confianza cordial y, francamente, idealista, la que les brindó a los ladrones la oportunidad de llevarse un montón de cosas sin pagar mientras la gente los miraba estupefacta. Genios