Un hombre muy sabio dijo una vez que para ser perfecta, una tableta no necesita ser nada más que una ventana a Internet. Después de años haciendo tabletas carísimas con unas especificaciones deslumbrantes con las que tumbar al iPad, Samsung por fin ha entendido que no es necesaria esa obsesión por los números y ha hecho el Tab A, una tableta casi perfecta y, además, asequible.

¿Qué es?

La Tab A es la sucesora de la Galaxy Tab 4 de 10 pulgadas, en otras palabras, es una tableta perteneciente a lo que llaman segmento de entrada. En ese orden de cosas, sus características no son lo más de lo más. Aquí va un resumen:

  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 410 APQ8016 de cuatro núcleos a 1,2GHz
  • Memoria: 1,5GB de RAM
  • Almacenamiento: 16GB + ranura de memoria MicroSD de hasta 128GB
  • Pantalla: 9,7 pulgadas 1024 x 768 píxeles
  • Cámaras: Trasera 5Mpx, delantera 2Mpx
  • Conexiones: WiFi n (LTE opcional), WiFi Direct, Bluetooth 4.1, MicroUSB y Jack de audio de 3,5mm
  • Batería: 6.000 mAh
  • Dimensiones: 166,8 x 242,5 x 7,5 mm
  • Peso: 450 gramos
  • Sistema operativo: Android v5.0 Lollipop

Por qué es importante

Advertisement

La Tab A es importante porque es la tableta que se va a comprar un nutrido grupo de personas que no quiere gastarse más de 300 dólares / euros en un dispositivo de este tipo, pero que por ello no se merecen una tableta de mierda.

¿Tiene la Tab A la mejor cámara del mercado? No, y tampoco tiene una pantalla con una resolución récord, ni ocho núcleos en su procesador. La Tab A tiene el curioso don de que, aunque no destaca absolutamente en nada, hace bien todo lo que le hemos pedido, y eso la convierte en algo importante.

Diseño

Advertisement

La Tab A es una tableta muy pensada para usar en casa, que al fin y al cabo es donde va a pasar la mayor parte del tiempo. Con esto quiero decir que no es imposiblemente fina, ni imposiblemente ligera. Sus 7,5 milímetros de grosor están bien, pero no impresionan. En cuanto a los 450 gramos, se sostienen cómodamente con una mano, pero tampoco pasarán a la historia del diseño como un récord. En el mercado ya hay modelos mucho más ligeros y finos, pero también más caros.

El diseño de la Tab A es el canónico de Samsung. Salvo por un marco de aspecto metálico para darle un toque de estilo, su aspecto es minimalista. Se agradece la parte posterior, cuyo acabado tiene bastante buen agarre, es suave al tacto, y no deja absolutamente ninguna huella visible.

Advertisement

Samsung ha cambiado dos cosas respecto a la Tab 4 de 10 pulgadas. La primera es el tamaño, un poco más pequeño, pero mucho más manejable incluso con una mano. La segunda es el formato, que ahora ha pasado a 4/3 para hacer más fácil la navegación web y la lectura de libros o revistas digitales. En Samsung explicaban que los usuarios están acostumbrados a las dos bandas negras cuando ven cine, pero no entienden que una revista digital no encaje bien en la pantalla. En ese sentido el cambio de formato es todo un acierto.

En la parte posterior, la Tab A tiene dos anclajes para la funda oficial. Debo confesar que no me ha gustado. Hay que fijarse bien y hacer bastante fuerza para sujetar esos anclajes. Una vez puesta, la funda incrementa notablemente el peso y el grosor de la tableta y, para rematar, nunca acierto a colocar bien las solapas para que no me molesten al sujetar el dispositivo o a la hora de posarlo sobre una superficie.

Advertisement

No es un fallo que debáis tomaros muy a pecho. No me gustan nada las fundas ni siquiera en smartphones y la del Tab A es completamente opcional. En el lado positivo, es tan rígida que tiene aspecto de resistir el paso de un coche sin que le pase absolutamente nada a la tableta. No hemos hecho la prueba, por lo que pueda pasar.

Utilizando la Tab A

Pantalla

Advertisement

Si tuviéramos que citar el mayor pecado de la Tab A, probablemente sería su pantalla. Se ve muy bien, incluso con mucha luz, pero la resolución de 1024 x 768 está ya muy superada. La cifra se nota, sobre todo a la hora de leer textos pequeños. Otro detalle no muy bueno es que el sensor de luz ambiental no es el más rápido que hemos visto. A veces se aturulla cuando la pasamos de un entorno muy iluminado a otro oscuro y viceversa.

Cámara

Samsung ha aprendido a hacer unas cámaras excelentes, y eso se nota hasta en la del Tab A. ¿Su mayor problema? genera bastante ruido en fotos oscuras, y su balance de color no es el ideal. Sin embargo, brilla con luz propia a la hora de fotografiar objetos muy cercanos. Podemos pegar la cámara a pocos centímetros de algo y la foto resultante casi parece macro. Esto es muy buena noticia, porque significa que la Tab A es ideal para escanear documentos o sacar fotos a texto, algo que personalmente hago mucho para tomar notas. A continuación algunos ejemplos tomados con la cámara y sin retocar:

Advertisement

Sonido

Los dos altavoces de la Tab A están en la parte inferior según se ve en vertical. Eso hace que, al poner la tableta apaisada para ver vídeo, el sonido sea un poco más potente en un lado que en otro, pero la diferencia es mínima. Lo cierto es que los altavoces del Tab A no solo son potentes como para llenar una habitación pequeña, sino que no están nada mal en términos de calidad de audio. Se echa de menos un poco más de pegada en graves, pero son unos altavoces mas que dignos para ver una película o incluso escuchar música de manera casual.

Advertisement

Rendimiento

El procesador Snapdragon 410 APQ8016 está muy lejos de los potentes Qualcomm de alta gama o de los Exynos de 8 núcleos, pero lo cierto es que para un uso normal no hace falta nada más. Yo uso las tabletas fundamentalmente para acceder a Internet mediante navegador, participar en un puñado de redes sociales a través de sus respectivas aplicaciones, y acceder a diversos programas de organización simples como Wunderlist o Evernote. Los amantes de los juegos, sin embargo, pueden estar tranquilos. Hemos probado algunos títulos que demandan una cierta potencia como Dead Trigger 2 o Assassin’s Creed Pirates, y el Tab A aguanta perfectamente el tirón.

Advertisement

Batería

Si hay un componente que se beneficia de una pantalla con una resolución moderada y un procesador de gama media es la batería. Apenas hemos podido pasar unos días exprimiendo la de 6.000 mAh del Galaxy Tab A, pero los primeros test apuntan a que dura en torno a tres días y medio de uso moderado, o dos si la exprimimos con ganas. La carga también es razonablemente rápida.

Advertisement

Versiones, precio y disponibilidad

El Galaxy Tab A se vende en tres versiones que ya están disponibles, en versión libre, en España. (Aún no hay datos confirmados para Latinoamérica) Samsung también asegura que se podrán comprar con los principales operadores de telefonía en España. Esas tres versiones y sus precios son:

  • Samsung Galaxy Tab A WiFi: 299 euros
  • Samsung Galaxy Tab A WiFi con S-Pen: 349 euros
  • Samsung Galaxy Tab A LTE (Sin S-Pen): 369 euros

Hay un par de diferencias sutiles entre los tres modelos. Tanto el Tab WiFi con S-Pen, como el LTE tienen 2GB de RAM en vez de 1,5, y este último tiene un procesador Snapdragon 410 MSM8916 para gestionar el LTE. En términos de potencia no se debería notar prácticamente diferencia. El cambio más aparente es el S-Pen No tengo nada contra el lápiz electrónico de Samsung. De hecho creo que es uno de los mejores stylus que se puede usar con una tableta hoy en día. Sin embargo, mi recomendación es el modelo WiFi sencillo. Son casi 50 euros menos, y a menos que vayamos a usar la tableta específicamente para dibujar (hay aplicaciones estupendas en Android para ello) no lo echaremos de menos.

Advertisement

En cuanto al modelo LTE, de nuevo hay que preguntarse dónde vamos a usar la tableta. En mi caso las tabletas apenas salen de casa y, cuando lo hacen (porque me voy de viaje o a la oficina) siguen en el radio de alguna WiFi que puedo usar. Pagar 70 euros solo por tener una ranura para tarjetas SIM me parece excesivo a menos que sea completamente imprescindible.

Nos gusta

La Tab A es un dispositivo que no se obsesiona con las cifras estratosféricas. No las necesita. A cambio consigue un equilibrio de cualidades que es más que suficiente para todos los usos y a un precio muy competitivo.

Advertisement

A destacar: la duración de la batería y el sonido, muy limpio y potente para lo que estamos acostumbrados a ver en tabletas.

No nos gusta

La peor marca del Tab A es la pantalla. No es un fallo que arruine completamente la experiencia ni mucho menos, pero un poco más de resolución y hubiera sido perfecta. Lamentablemente, eso también hubiera subido el precio más de lo deseable. Hay que elegir, por eso no lo consideramos un fallo sino más bien una contrapartida necesaria.

Advertisement

El sistema de anclaje de la funda nativa es bastante incómodo, pero al menos es resistente y si no nos gusta siempre hay fundas de otras marcas. El grosor está bien, pero la Tab A hubiera ganado mucho en atractivo si hubieran logrado limar algo su peso.

¿Me lo compro?

Advertisement

Sí, es una excelente opción si lo que buscas es una tableta todoterreno para navegar o leer cómodamente tirado en el sofá, ver películas en algún viaje o jugar a videojuegos en Android. No hemos encontrado nada que la Tab A haga mal y eso, unido a su atractivo precio, la convierte en un buen negocio para la mayor parte de usos.

Hay una salvedad a esto. Si lo que estás buscando es una tableta ultraligera y superpotente que sustituya a tu portátil en viajes cortos y que apenas notes en la mochila, la Tab A no es la elección más adecuada. En ese caso es mejor que optes por otros modelos de gama alta, pero obviamente más caros. Como ventana a Internet que comentábamos al principio, la Tab A es una excelente alternativa muy equilibrada en precio.

Advertisement

Click here to view this adampash.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)