Imagen: Embajada estadounidense en Cuba (AP)

Entre finales de 2016 y la primavera de 2017, una treintena de diplomáticos de la embajada estadounidense en La Habana sufrió pérdida auditiva, náuseas, tinnitus y hasta lesiones cerebrales por un supuesto ataque con arma sónica. Los científicos concluyen que fueron grillos.

Fueron muchos meses donde un ruido misterioso y persistente parec√≠a estar dirigido a los diplom√°ticos, una teor√≠a de la conspiraci√≥n que llev√≥ a pensar en alg√ļn tipo de arma ultras√≥nica, ondas de sonido explosivas o microondas.

Sin embargo, al final todo parece haber sido mucho m√°s sencillo que eso. Un nuevo an√°lisis de las grabaciones de audio recogidas y realizado por un grupo de investigadores del Reino Unido y Estados Unidos detalla que los ruidos extra√Īos pueden ser nada m√°s que el canto de unos grillos.

Para ser m√°s exactos, los culpables del ‚Äúataque s√≥nico‚ÄĚ parecen ser de la familia del Anurogryllus celerinictus, el grillo de cola corta, un insecto famoso por sus chillidos penetrantes durante la temporada de apareamiento. Seg√ļn ha explicado Fernando Montealegre-Zapata, profesor de biolog√≠a sensorial en la Universidad de Lincoln:

La grabaci√≥n es definitivamente un grillo que pertenece al mismo grupo. La llamada de esta especie caribe√Īa es de aproximadamente 7 kHz, y se entrega a una velocidad inusualmente alta, lo que les da a los humanos la sensaci√≥n de un sonido agudo y continuo. Lo cierto es que no me sorprende que esto pueda molestar a las personas que no est√°n familiarizadas con los sonidos de los insectos.

Advertisement

Al parecer, cuando las grabaciones se compararon con los sonidos habituales de este grillo, ambos coincidieron ‚Äúen detalle‚ÄĚ, compartiendo la misma frecuencia de pulsos y frecuencias.

No obstante, y a pesar de que estos grillos pueden causar bastante perturbaci√≥n en humanos, probablemente no tienen el poder de causar tanto da√Īo, no al menos de la manera en que los diplom√°ticos sufrieron, por lo que la posibilidad de alg√ļn tipo de ataque sigue siendo una opci√≥n. [The Guardian]