Ojo de Abby Beckley con el gusano. Imagen: John Hoyt

Hasta ahora, se sabĂ­a que el gusano denominado como Thelazia gulosa vivĂ­a y se reproducĂ­a Ășnicamente en los globos oculares de las vacas. Sin embargo, un estudio recientemente publicado en Estados Unidos informa del primer caso en humanos. Una mujer de OregĂłn tenĂ­a infectado el ojo con 14 de estos gusanos.

Por tanto, se trata del primer caso conocido en el mundo, ya que la Thelazia gulosa se disemina por las moscas que se alimentan de las lĂĄgrimas que lubrican el globo ocular del ganado. SegĂșn ha explicado Richard Bradbury, autor principal del estudio:

Los casos de infecciones por parĂĄsitos del gusano del ojo son poco frecuentes en Estados Unidos, y en este caso resultĂł ser una especie de Thelazia que nunca habĂ­a pasado en humanos. Anteriormente, se pensaba que solo habĂ­a dos especies diferentes de gusanos oculares que infectaban a humanos en todo el mundo. Ahora, tenemos que agregar la Thelazia gulosa, una tercera a la lista.

Advertisement

Bradbury ha explicado que el caso de Abby Beckley, la mujer de OregĂłn, se presentĂł como una infecciĂłn de gusano de ojo tĂ­pica. La chica primero informĂł haber detectado algo irritante en su ojo izquierdo. Una semana despuĂ©s, se mirĂł al espejo y pudo eliminar un gusano pequeño y translĂșcido, “sentĂ­ algo en el ojo y vĂ­ que se movĂ­an”, dijo Beckley, “puse mis dedos allĂ­ en una especie de movimiento de recolecciĂłn y saquĂ© un gusano, mirĂ© mi dedo y seguĂ­a moviĂ©ndose”. 

Una de las 14 Thelazia golosa encontrada

SegĂșn el estudio, se extrajeron un total de 14, todos de menos de media pulgada de largo. Los mĂ©dicos centraron el tratamiento en la eliminaciĂłn de los gusanos con unas pinzas especiales muy pequeñas.

Advertisement

En cuanto a este tipo de infecciones, se encuentran en una variedad de animales, incluidos gatos, perros y carnĂ­voros salvajes, como los zorros. Se transmiten por diferentes tipos de moscas. Bradbury ha explicado a los medios que la mayorĂ­a de las veces las personas que contraen estos gusanos experimentan inflamaciĂłn y la sensaciĂłn de que existe algĂșn tipo de cuerpo extraño en el ojo.

Sin embargo, nunca antes se habĂ­a dado un caso con la Thelazia gulosa. Los investigadores sospechan que la mujer encontrĂł algĂșn tipo de moscas, las cuales tambiĂ©n se alimentan de secreciones oculares, mientras montaba a caballo y pescaba en una zona costera de OregĂłn donde la ganaderĂ­a es muy comĂșn. [AJTMH vĂ­a Buzzfeed]