Screenshot: ABC

Se llama Knickers y vive, cómo no, en Australia. Knickers se ha hecho viral recientemente por un vídeo en la que se la ve paseando tranquilamente entre otras vacas. No tiene mucha pérdida. Knickers mide casi dos metros de altura y pesa 1,4 toneladas. más del doble de lo normal.

Knickers es una vaca de raza Holstein o Frisona. Las hembras de esa raza pesan alrededor de 600 kilos. Los toros llegan a los 1.000. Si nos atenemos a lo que dice su propietario, no ha recibido ningún trato especial que la haya hecho alcanzar esa tamaño tan enorme. Sencillamente a veces a la naturaleza le gusta hacer las cosas a lo grande.

El tamaño de este ejemplar australiano es tan colosal que sencillamente no se la puede sacrificar porque no cabe en las instalaciones de ningún matadero. Es una suerte para ella, pero realmente no la necesita porque su propietario casualmente no la compró para servir de alimento o producir leche. La ocupación de Knickers es mucho más exótica. Es una vaca entrenadora.

Advertisement

Según relata el granjero Geoff Pearson, propietario del animal, compró a Knickers como un animal de entrenamiento que guía a otras vacas recién llegadas en la extensa granja de Perth en la que viven. Con su tamaño, no parece probable que las demás reses le lleven la contraria. De alguna manera, saber que Knickers pasará su vida paseando pacíficamente entre verdes pastos hace de el mundo un lugar un poco mejor. [ABC vía Perth Now]