En Jap√≥n los viejos tel√©fonos en formato "bisagra" siguen teniendo un p√ļblico fiel. Parad√≥jicamente son los infieles quienes a√ļn los compran.

En Jap√≥n, al igual que en Europa o en Am√©rica, triunfan los smartphones de gran pantalla y en formato barra. Modelos de tres o cuatro pulgadas de pantalla t√°ctil. Pero a√ļn hay un p√ļblico que sigue buscando viejos tel√©fonos en formato bisagra, concretamente un modelo de Fujitsu de m√°s de tres a√Īos de antig√ľedad. El formato del tel√©fono, que oculta la pantalla principal, y una opci√≥n de privacidad especial lo ha convertido en el modelo m√°s solicitado por quienes quieren echar una cana al aire.

Con el modo de privacidad activo el tel√©fono esconde las llamadas perdidas, mensajes y correos electr√≥nicos de aquellos contactos designados como secretos. En lugar de recibir un aviso convencional el m√≥vil cambia ligeramente la forma de las barras de se√Īal o el icono de la bater√≠a. As√≠ el due√Īo puedo saber que alguien ha intentado contactar con √©l o le ha dejado un mensaje.

Una combinación especial de teclas permite ver las comunicaciones pero si se ignoran no queda registro de ellas ni en el historial de llamadas recientes.

Advertisement

Fujitsu comenz√≥ a usar este modo de privacidad en los terminales en el a√Īo 2002 por insistencia de los ejecutivos de la propia operadora NTT DoCoMo, que escuchaban continuamente historias de clientes que hab√≠an sido "pillados" por una llamada o un mensaje.¬†

Con el salto a los nuevos smartphones las operadoras y los fabricantes han perdido control sobre la integraci√≥n del software del tele¬īfono. Fujitsu sigue teniendo un modo de privacidad en alguno de sus terminales en Jap√≥n, pero necesita de una direcci√≥n de correo independiente y una app espec√≠fica y no est√° tan integrada en el sistema operativo.¬†[Wall Street Journal¬†via Reddit]