Os presentamos al Siats Meekerorum. Su nombre puede no resultar tan contundente como el del Tyrannosaurus Rex, pero eso no quiere decir que nos fuera a hacer más gracia encontrárnoslo vivo durante un paseo por el monte. El Siats debe su nombre a un monstruo mitológico de la tribu nativa americana Ute, y sus restos han sido recientemente descubiertos en Utah, Estados Unidos.

Lindsay Zanno, Directora del departartamento de paleontología en el Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte, define al Siats como un colosal depredador comparable, en dimensiones y peso, al T-Rex. Los restos del ejemplar que han hallado pertenecían a un ejemplar juvenil, y pese a todo pesaba cuatro toneladas y medía unos 9 metros de la cabeza a la cola. De hecho, se especula con que los ejemplares adultos pudieran ser mayores que los de Tyrannosaurus, aunque este extremo no se confirmará hasta que encuentren más restos.

Ambas especies coincidieron brevemente a finales del periodo cret√°cico en el territorio que hoy corresponde a Norteam√©rica. El ocaso de los Siats coincidi√≥, de hecho con el desarrollo de los T-Rex, lo que sugiere que quiz√° llegaron a competir por el alimento y que su desaparici√≥n benefici√≥ a los tyrannosaurus. Hac√≠a 63 a√Īos que no se encontraban los restos de un dinosaurio carn√≠voro tan grande en norteam√©rica. Los investigadores creen que la zona en la que ha aparecido el Siats podr√≠a arrojar nuevos descubrimientos. [North Carolina State University v√≠a Science Daily]

Ilustración: Jorge Gonzales / NC State