La seguridad interna de los departamentos técnicos no es el único desastre que están aireando las filtraciones tras el ataque a Sony Pictures. Los correos electrónicos también revelan algunos datos curiosos sobre las producciones que están por llegar, y alguna que otra que probablemente nunca lo haga. Es el caso de la última película del director Cameron Crowe, un film protagonizado por Bradley Cooper, Emma Stone, Rachel McAdams y Bill Murray.

Crowe no es para nada un novato, el director estadounidense ganó un Oscar por el guión de Casi Famosos, y ha dirigido numerosas películas entre las que se cuentan Jerry McGuire o Vanilla Sky. Sin embargo, Crowe no ha dado en el clavo con su última película, un film conocido como Deep Tiki que después es referido simplemente como "la película sin título de Cameron Crowe" y al que la vicepresidenta de Sony Pictures Amy Pascal ha calificado de auténtica catástrofe.

La película cuenta la historia de amor de un experto militar en armamento destinado a Hawái. Poco más se sabe del guión, pero su producción comenzó en 2008, y se supone que iba a estar protagonizada por Ben Stiller y Reese Witherspoon. Ambos tuvieron que declinar por problemas de agenda.

Después de darle muchas vueltas al guión, Crowe por fin completó la película con Cooper y Stone a la cabeza del reparto. Las primeras sesiones para recabar opinión del público no han ido muy bien. Amy Pascal dice:

Su puntuación es incluso peor que la última vez. Cameron no ha cambiado nada, y no hay nada que hacer. [...] Es la última vez que empiezo una película con un guión tan ridículo, y todos sabemos que este lo era. No me importa lo mucho que aprecio a los actores o al director. Esto no va a funcionar nunca.

Pascal continúa explicando que, al menos, lo departamentos de marketing tienen algo que vender. ¿A quien vendérselo? Pues según la directiva de Sony, a gente que no esté muy preparada:

La audiencia de Nueva York mostró muchas reservas. Es un grupo más sofisticado que el de Huntington Beach, y eso se ha manifestado en la respuesta a la película. Aquellos con un menor nivel educativo han respondido mejor en cada una de las tres sesiones de prueba. Las puntuaciones han sido mucho peores entre los que tenían graduado escolar o superior.

Aún no está claro si Sony lanzará esta película o no, pero el desastre es la causa más probable por la que Sony ni siquiera contestó a Cameron Crowe en dos emails en los que el director se interesaba por estar detrás de las cámaras en el nuevo biopic de Steve Jobs, otra pequeña catástrofe de la compañía. [vía Defamer]

Fotos: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)