GIF: SpaceX

El cohete más potente del mundo ha vuelto a despegar, y esta vez no ha sido un vuelo de prueba. El Falcon Heavy completó su primera misión comercial con un nuevo hito para SpaceX: los tres propulsores del cohete volvieron con éxito a la Tierra, lo que significa que podrán reutilizarse.

SpaceX encendi√≥ por primera vez el Falcon Heavy en febrero de 2018. Fue una misi√≥n de prueba que consist√≠a en lanzar al espacio profundo el Tesla Roadster de Elon Musk. En aquella ocasi√≥n, los dos propulsores laterales del cohete aterrizaron con √©xito en tierra firme, pero el n√ļcleo central se estrell√≥ contra la barcaza aut√≥noma Of Course I Still Love You en el oc√©ano.

Hoy, los tres n√ļcleos han tenido un reingreso y un aterrizaje perfectos, empezando por los dos laterales que tocaron el suelo en los complejos de aterrizaje 1 y 2 de Cabo Ca√Īaveral con un baile elegante y sincronizado. El tercer n√ļcleo aterriz√≥ de pie en la barcaza a 970 km de la costa de Florida.

Captura de pantalla: SpaceX

La misión de hoy consistía en insertar el satélite de telecomunicaciones Arabsat-6A en una órbita geoestacionaria a 3200 kilómetros del ecuador, una altura considerablemente más grande de la que alcanzan los Falcon 9, por lo que hacía falta un cohete más potente.

Advertisement

El Falcon Heavy es b√°sicamente la suma de tres Falcon 9: tiene 27 motores (nueve por n√ļcleo) y su fuerza de empuje es equivalente a la de 18 aviones Boeing 747 despegando juntos. En esta ocasi√≥n, los tres propulsores eran nuevos y de la √ļltima versi√≥n dise√Īada por SpaceX, conocida como Block 5.

Los propulsores Block 5 de SpaceX (los puedes distinguir porque tienen las patas pintadas de negro) consiguen una mayor fuerza de empuje, tienen un escudo térmico mejorado y son más fiables y fáciles de reutilizar. Los tres que han despegado y aterrizado hoy en el Centro Espacial Kennedy se reutilizarán para hacer que los lanzamientos espaciales sean más baratos.