En el índice de fenómenos incomprensibles del universo, los agujeros negros son el santo grial, la pieza del puzzle que probablemente nos ayude a entender muchas cosas. Stephen Hawking es una de las mentes más brillantes que se ha dedicado a estudiar los agujeros negros, y tiene una nueva teoría sobre ellos.

El popular físico ha ofrecido una conferencia ayer en la Estocolmo en la que ha mostrado su apoyo a una nueva hipótesis sobre uno de los mayores misterios de los agujeros negros: la paradoja de la pérdida de información.

Lo que sabemos hasta ahora de los agujeros negros indica que toda informaci√≥n f√≠sica sobre la materia desaparece en su interior. Sin embargo, esto viola dos principios de la f√≠sica cu√°ntica que postulan que ‚Äúla informaci√≥n completa sobre un sistema est√° codificada en su misma funci√≥n de onda a√ļn cuando su funci√≥n de onda colapsa‚ÄĚ. En otras palabras, que la informaci√≥n sobre la materia no se puede destruir a nivel cu√°ntico, ni siquiera dentro de un agujero negro.

En 1976, Stephen Hawking y Jacob Bekenstein postularon la existencia de la llamada Radiaci√≥n de Hawking, ‚Äúun tipo de radiaci√≥n producida en el horizonte de sucesos de un agujero negro y debida a efectos de tipo cu√°ntico‚ÄĚ. La radiaci√≥n de Hawking no deber√≠a existir si la informaci√≥n cu√°ntica se pierde dentro de un agujero negro.

Advertisement

Stephen Hawking y el f√≠sico Gerard ‚Äėt Hooft, de la Universidad de Utrecht, durante la presentaci√≥n Foto: H√•kan Lindgren

La nueva explicaci√≥n de Hawking al respecto apoya una conjetura establecida por Gerard ‚Äėt Hooft en 1993 denominada Principio Hologr√°fico. Seg√ļn este principio, la informaci√≥n de cualquier cosa que entre en un agujero negro no desaparece, sino que queda atrapada en forma de un holograma bidimensional en el horizonte de sucesos, el punto de no retorno de un agujero negro. Esta informaci√≥n se emite al exterior en forma de fluctuaciones cu√°nticas que forman precisamente la Radiaci√≥n de Hawking.

Advertisement

Por supuesto, la explicación de Hawking es estupenda para que todo encaje con las leyes de la mecánica cuántica, pero a los ciudadanos comunes nos deja con la misma duda sobre qué pasa si algo como una nave espacial entre en un agujero negro.

En este sentido, el f√≠sico sigue pensando que, si el agujero negro es lo bastante grande y tiene rotaci√≥n, conducir√≠a la materia que trague a otro universo. Eso s√≠, suponiendo que sobrevivi√©ramos a ese viaje con todos nuestros √°tomos intactos no podr√≠amos volver a nuestro propio universo. Con su habitual sentido del humor, Hawking a√Īade: ‚ÄúAunque soy un gran entusiasta de los viajes espaciales, yo no lo intentar√≠a‚ÄĚ. [KTH Royal Institute of Technology v√≠a The Guardian]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)