Probamos el Samsung Galaxy View: adios a los tablet, bienvenidos a la era baglet

Octubre de 2011. Samsung presentaba al mundo un smartphone ridículamente gigante. Recuerdo darle vuelas en la mano a aquel ladrillo pensando: “Es absurdo. Nadie va a querer un smartphone tan grande”. Aquel smartphone era el Galaxy Note, habían nacido los phablets y yo me equivocaba. Hoy quizá me vuelva a equivocar.