Photo: Maksym Kozlenko (Wikimedia Commons)

En The Beach, un joven Leonardo DiCaprio sale en busca de una playa paradisiaca donde se supone que hay una comunidad de viajeros secreta. Dos décadas más tarde, la playa en la que está ambientada la película se ha vuelto tan popular entre los turistas que Tailandia ha tenido que cerrarla.

Maya Bay, una de las playas de aguas turquesas en el archipiélago de Phi Phi, está tan atestada de turistas que ni los propios turistas lo aguantan. “La mayoría de los visitantes apenas pasan unas horas allí; un paseo, una selfie y se van”, dice el reportero Steve Holden en BBC Newsbeat. “No es el paraíso que se habían imaginado: hay demasiados turistas”.

Pero la cantidad de gente que visita la playa no solo empeora las reseñas de Tripadvisor, también tiene un coste muy alto para su ecosistema. “Tenemos información fehaciente de que todos los barcos que entran y salen afectan profundamente al arrecife de coral”, explicó a la BBC un portavoz del departamento de parques nacionales tailandés. “Somos un país hermoso, pero tenemos que proteger nuestros recursos naturales”.

Maya Bay permanecerá cerrada al público desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre, temporada baja en Tailandia. A partir de entonces, se espera que el gobierno limite el número de personas que podrán visitar la playa. En un país donde el turismo representa el 18% del PIB, la decisión demuestra que hacía falta una medida urgente para salvar este paraíso terrenal.

[BBC Mundo]