Aún no hay precio ni fecha de disponibilidad concreta, pero ya se conocen casi todos los detalles. Y, siendo sinceros, la Xbox One trae consigo impresionantes mejores pero también meteduras de pata. La Kinect 2 es espectacular, el mando es mucho más cómodo que antes y los juegos que veremos de inicio merecen mucho la pena. Pero el hecho de que no haya retrocompatibilidad con los juegos anteriores de la Xbox 360, que no puedas utilizar siempre offline la consola si lo deseas o que el uso de Kinect sea obligatorio, no es lo mejor. ¿Qué te ha parecido la Xbox One? ¿Te comprarías una?

Advertisement

Microsoft ha sido realmente confuso y contradictorio en muchas de sus declaraciones. En lugar de enviar mensajes claros y unificados, de aprovechar el lanzamiento para disipar dudas y rumores, algunos directivos de la compañía decían una cosa por Twitter, y otros otra tras el evento.

Tampoco ayuda que no se conozcan el 100% todos los detalles todavía. Por ejemplo, sobre los juegos usados. Microsoft ha asegurado que sí, se podrán comprar y vender online los códigos asociados a cada juego, por lo que no habrá control estricto de los títulos de segunda mano, pero aún no ha clarificado cómo funcionará ese proceso.

Viendo cómo es la Kinect 2, el mando, y todas las novedades, ¿te comprarías la Xbox One? Cuéntanos debajo.

Advertisement

Por cierto, quedan claros cuáles son los "mensajes subliminales" que Microsoft nos quería enviar en la presentación. No te pierdas debajo el vídeo del lanzamiento de la Xbox One, resumido en solo minuto y medio: