Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado

¿A quién de aquí le gustan los planetas? Vamos, sé que a muchos, ¡demonios, si hasta vivís en uno! El caso es que me puse a buscar esta semana coches que tuviesen el mismo nombre que nuestros planetas del sistema solar, incluido el del pobre y vilipendiado Plutón, que no hizo nada para merecer tanto desprecio. Aparte de un par de modelos bastante conocidos, la historia fue más complicada de lo que me había imaginado.

Advertisement

Como vosotros, mis queridos y atractivos lectores, sois demasiado buenos para leer una simple lista de mis hallazgos, decidí trabajar en una pequeña infografía para hacerlo más entretenido:

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Si quieres ver una versión más grande de la infografía , puedes hacer clic aquí.

Los más conocidos, de lejos, son dos marcas americanas ya desaparecidas, Mercury, que pertenecía a Ford, y Saturn, que era propiedad de General Motors. De hecho, Mercury podría servir también para bautizar el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, ya que había un modelo llamado Mercury Meteor.

Advertisement

(Ya se que solo se llama meteoritos a los asteroides que entran en nuestra atmósfera, así que absteneros de comentar, listillos).

Probablemente, el siguiente automóvil más conocido sea el Jowett Jupiter, un maravilloso deportivo británico que utilizaba un motor bóxer de cuatro cilindros que se encontraba en su parte delantera. Para la Tierra tuve que hacer alguna trampa, ya que la palabra está en latín, pero sé que sabréis perdonarme. Con todos ustedes, el Nissan Terra.

Advertisement

Sin nos seguimos adentrando en la oscuridad, nos encontramos con un coche británico de tres ruedas cuya carrocería estaba hecha de mimbre, llamado Mars y fabricado entre 1904 y 1905; y un atractivo deportivo alemán llamado Pluto, fabricado a mediados y finales de la década de 1920.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

En realidad, este último coche fue bautizado en honor a Plutón, el dios griego del inframundo, ya que el planeta no fue descubierto hasta 1930, años más tarde de que la empresa hubiese desaparecido ya. Sin embargo, como puedes ver arriba, su carrocería era toda una preciosidad.

Lamentablemente, el resto de coches de los que vamos a mentar ahora solo fueron prototipos. Estaba Venus, un coche único hecho con fibra de vidrio que fue fabricado en Texas en 1954. También tenemos a Urano y Neptuno, que eran coches conceptuales. El coche conceptual chino Urano ha sido presentado este año en el Salón del Automóvil de Ginebra, y Renault presentó en 2009 un diseño bastante llamativo que fue bautizado como Neptun.

Advertisement

Ahora no hago más que preguntarme cuantos coches compartirán nombre con lunas de nuestro sistema solar... Maldita sea. ¿Por qué me hago esto?

Share This Story

Get our newsletter