Imagen: NASA

Cuando el físico Enrico Fermi planteó su famosa paradoja cuestionando la viabilidad de viajar entre estrellas, se instalaron las dudas sobre la existencia de vida extraterrestre. Un nuevo estudio le da una vuelta a la cuestión. Quizás, la aparición de otras civilizaciones en la Vía Láctea ya se dio, pero nosotros no estábamos.

Tras la paradoja de Fermi, en 1975 el astrof√≠sico Michael Hart explor√≥ la cuesti√≥n formalmente. El investigador argument√≥ que hab√≠a habido tiempo de sobra para que la vida inteligente colonizara la V√≠a L√°ctea en los 13.600 millones de a√Īos desde que se form√≥ la galaxia. Como en ese tiempo no hemos sabido nada de ellos, Hart concluy√≥ que no debe haber otras civilizaciones avanzadas en nuestra galaxia.¬†

Advertisement

Ahora, el nuevo estudio publicado en The Astronomical Journal postula que la vida extraterrestre inteligente podr√≠a simplemente estar tom√°ndose su tiempo para explorar la galaxia, aprovechando el movimiento de los sistemas estelares para facilitar el salto de estrellas. Seg√ļn le explic√≥ a Business Insider, Jonathan Carroll-Nellenback, cient√≠fico y autor principal del estudio:

Si no tienes en cuenta el movimiento de las estrellas cuando intentas resolver este problema, b√°sicamente te queda una de dos soluciones. O nadie abandona su planeta, o de hecho somos la √ļnica civilizaci√≥n tecnol√≥gica en la galaxia. Las estrellas (y los planetas a su alrededor) orbitan el centro de la galaxia en diferentes caminos a diferentes velocidades. Mientras lo hacen, ocasionalmente se cruzan, as√≠ que los extraterrestres podr√≠an estar esperando que su pr√≥ximo destino se acerque a ellos.

Imagen: NASA

De ser as√≠ y bajo ese supuesto, las civilizaciones tardar√≠an m√°s en extenderse a trav√©s de las estrellas de lo que Hart estim√≥. Dicho lo cual, se abrir√≠an dos nuevas opciones: o bien es posible que a√ļn no nos hayan alcanzado, o tal vez lo hicieron, pero mucho antes de que los humanos evolucionaran.

Advertisement

El equipo de Carroll-Nellenback explica que las investigaciones previas como el estudio de Oxford publicado en 2018, donde se suger√≠a que hay una probabilidad de aproximadamente 2 de 5 de que estemos solos en nuestra galaxia y una probabilidad de 1 de 3 de que estemos solos en todo el cosmos, no ten√≠an en cuenta un hecho crucial de nuestra galaxia: que se mueve. Nuestro Sistema Solar, por ejemplo, orbita la galaxia cada 230 millones de a√Īos.

Por tanto, el trabajo sugiere que si surgen civilizaciones en sistemas estelares muy alejados de los dem√°s (como el nuestro), ‚Äúpodr√≠an acortar el viaje esperando hasta que su trayectoria orbital los acerque a un sistema estelar habitable‚ÄĚ, cuenta el estudio. Luego, recalca el trabajo, ‚Äúuna vez que se establecieron en ese nuevo sistema, los extraterrestres pudieron esperar nuevamente una distancia de viaje √≥ptima para hacer otro salto, y as√≠ sucesivamente‚ÄĚ.

Advertisement

Dicho de otra forma, bajo el supuesto, las civilizaciones extraterrestres simplemente est√°n esperando el tiempo suficiente para que su estrella se acerque a otra estrella con un planeta habitable. ‚ÄúSi el tiempo suficiente es mil millones de a√Īos, entonces esa es una soluci√≥n a la paradoja de Fermi. Los mundos habitables son tan raros que hay que esperar m√°s de lo que se espera que dure una civilizaci√≥n antes de que otro entre en rango‚ÄĚ, zanja Carroll-Nellenback. [The Astronomical Journal v√≠a BusinessInsider]