La escena tuvo lugar en el telesilla de Screaming Eagle en Grouse Mountain (Vancouver, Canadá). Un niño de 8 años no logró sentarse correctamente y acabó colgando a varios metros de altura mientras su padre lo sostenía tratando de pedir ayuda. Al rescate aparecieron un grupo de adolescentes.

Este grupo se encontraba esquiando cerca del incidente y rápidamente salió al auxilio del pequeño. En muy poco tiempo construyeron una especie de trampolín de rescate improvisado que se extendía por debajo del telesilla. Luego vemos como el pequeño se quita los esquís y finalmente cae aproximadamente 6 metros de altura.

El pequeño no sufrió ninguna lesión y a los pequeños héroes la estación les obsequió con pases de temporada para el resort. [YouTube]