Muchas veces vemos en las películas que la policía es capaz de abrir todo tipo de puertas en apenas unos segundos pero, ¿es esto posible? El siguiente vídeo nos muestra el buen hacer de los bomberos para derribar una puerta de alta seguridad. Lo consiguen en apenas un minuto.

En realidad logran abrir dos tipos de puertas. La primera de ellas, una puerta de seguridad de metal con una barra de madera, en 1 minuto y 7 segundos. La segunda, una puerta similar pero con una barra de acero “antipánico” deslizante, en un minuto y 30 segundos.

Para ello, los bomberos hacen uso de dos tipos de herramientas de acero, una de ellas un hacha, con las que pueden hacer un juego de “palanca” para que la puerta y sus cerraduras cedan. Es importante recordar que esto solo lo deben hacer los bomberos y personal cualificado para ello. [Digg]