Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Un niño de cuatro años chupó durante meses la pintura de sus juguetes. Esto es lo que le pasó a su cerebro

Captura de pantalla: YouTube/Chubbyemu

El siguiente caso se publicó en varias revistas de medicina. El mismo sirvió para analizar ciertos peligros a los que están expuestos los más pequeños casi sin darnos cuenta. El relato comenzó cuando JP, como se llamó al crío, llega a urgencias con una fuerte disminución de su coordinación.

El niño también había perdido el apetito, presentaba una alarmante falta de peso en las últimas semanas, e incluso apenas podía articular palabra. Su madre Sarah explicó a los doctores que había desarrollado temblores en las manos.

Advertisement

La historia la cuenta el popular canal de casos médicos Chubbyemu. Al parecer, JP era de una familia acomodada que vivía en una casa antigua. Al pequeño le encantaba jugar con juguetes que le había dado su abuela. Sin embargo, un día, Sarah se dio cuenta de que su hijo estaba masticando y chupando la pintura de aquellos juguetes. La madre finalmente los reemplazó por unos nuevos.

A medida que pasaban las semanas Sarah comenzó a notar que la atención de JP era cada vez más escasa. Tal vez, pensó, debía limitar su tiempo delante de las pantallas. Unos días después vio como el pequeño también estaba masticando la pintura de sus juguetes nuevos. Sarah se los llevó, pero el niño entonces comenzó a encontrarse muy mal.

Le dolía mucho la barriga. Hablaba raro, sus manos comenzaron a temblar y su tiempo de reacción parecía estar debilitado. Algo no iba nada bien. Un primer examen médico confirmó los temores de la madre: encontraron en el pequeño un comportamiento hiperactivo junto con ataxia aguda.

Esto quería decir que sus movimientos eran descoordinados, con un temblor marcado en las extremidades superiores. También se le detectó pérdida auditiva neurosensorial de alta frecuencia. Los sonidos más agudos eran casi inaudibles para JP. Además, el análisis de orina reveló proteinuria excesiva, indicando daño renal.

Finalmente, un análisis de sangre indicó que el nivel de plomo en la sangre de JP era de más de 200 microgramos por decilitro, al menos 40 veces el nivel conocido para causar daño cerebral. Claramente, su declive neurológico se debía a la intoxicación por plomo.

Advertisement

Con todo, había algo que era muy extraño.

Por lo general, los síntomas del envenenamiento por plomo se resuelven después de que la exposición haya cesado. Sarah se había llevado los juguetes hacía semanas, pero la condición de su hijo estaba empeorando. La toxicidad del plomo de JP era crónica, lo que significaba que tuvo una exposición constante durante mucho tiempo y la acumulación excesiva había comenzado a dañarlo de forma permanente.

Advertisement

Los médicos estimaron que su volumen total de sangre era de aproximadamente un litro dado su peso de 14 kilogramos (medido en el momento de la admisión). Así que realmente había más de 2.000 microgramos de plomo total en su sangre.

Advertisement

Posteriormente, los análisis indicaron que menos del 25% del plomo absorbido estaba en la sangre. ¿Dónde demonios estaba el otro 75%?

En este punto entra la química. El plomo es un metal pesado. En la tabla periódica, es un miembro del grupo 14, por lo que comparte algunas características con el carbono, silicio y estaño. A medida que avanzas en el grupo, la masa atómica de cada elemento aumenta.

Advertisement

Los elementos más pesados ​​son menos estables. Menos estable significa más reactivo. Y más reactivo significa que el plomo se une preferentemente a las estructuras del cuerpo, lo que explica el otro 75%.

Imagen: PXHere
Advertisement

Pero, y aquí viene otra anomalía en el caso, los miembros del grupo elemental 14 tienden a ser inertes en el cuerpo, lo que significa que no reaccionan con nada. Como explican en Chubbyemu:

Los elementos del grupo 14 pueden tener una carga positiva de 4, algo que llamamos un catión tetravalente. Tetra significa cuatro. Valente del Latin Valentia significa capacidad y cation significa carga positiva, como la que se ve en las baterías.

Una de las razones por las que ocurren las reacciones químicas es para eliminar la carga. Así que haciéndolo cero, lo haces estable. Entonces para deshacerte de más cuatro, necesitas un menos cuatro. Pero nada en el cuerpo es menos cuatro, por lo que el carbono, el silicio, el germanio y el estaño realmente no reaccionan en el cuerpo. Aunque el plomo es una excepción.

Su importancia se debe a lo pesado que es. El el número de partículas en el centro, o núcleo se llama el número atómico. El silicio es 14. El germanio es 32, por lo que la diferencia es 18. El estaño es 50, también una diferencia de 18. Pero el plomo es 82, una diferencia de 32.

Advertisement

Lo que quiere decir es que hay muchas más partículas en el núcleo del plomo. Más partículas significa más masa. Y más masa significa fuerzas más potentes que tiran hacia el centro. Por tanto, en lugar de más 4, el plomo es principalmente más 2, lo que llamamos un catión bivalente.

Esto explica por qué el plomo es tóxico en los humanos.

Advertisement

A medida que el plomo divalente fluía por todo el cuerpo de JP, imita y compite con otros cationes divalentes, que son calcio, magnesio y zinc. Componentes importantes de la contracción muscular, señalización celular y conducción nerviosa. Y a medida que ese plomo avanzaba, bloqueaba, torcía y deformaba todo lo que tocaba.

A su vez, el plomo se une preferentemente al azufre e hidrógeno. Estos están en todas partes en las proteínas, que son las estructuras funcionales de las células, y cuando el plomo altera estos grupos, las proteínas se pliegan de forma anormal y ya no funcionan como deberían, lo que significa que las células comienzan a morir.

Advertisement

Entonces los nervios se dañan irreversiblemente. El plomo desplaza el calcio en las células nerviosas que aún están vivas, y también desactivan sus señales. A medida que el plomo continuaba llegando a los tejidos de JP, la muerte celular proliferaba en su cerebro.

Luego, el plomo divalente se adentra más en las mitocondrias, perturba el metabolismo de las células cerebrales, desacopla la producción de trifosfato de adenosina(ATP) en el cerebro, lo que lleva al hipometabolismo y termina en daño cerebral permanente, en este caso en el pequeño JP, y todo ello debido a la pintura de plomo que masticó de sus juguetes.

Advertisement
Imagen: Dominio público

Pensemos que si 2000 microgramos en sangre es solo el 25%, entonces había más de 8.000 de plomo flotando en su cuerpo. Dado que se sabe que solo 200 microgramos causan daño cerebral permanente y que su condición neurológica se estaba deteriorando rápidamente.

Advertisement

Esto llevó a los doctores del extraño caso a la siguiente pregunta, ¿podrían quitar todo el plomo de su cuerpo? Era factible. Su cuerpo elimina sustancias químicas a través del proceso llamado excreción. Los desechos se eliminan disolviéndolos en agua, ya que los riñones filtran la sangre y concentran la orina.

El problema con el plomo es que se acumula en los riñones, donde se acumula dentro del conducto y lesiona los túbulos. Peor aún, los estudios indican que se mantiene durante más de 120 días, donde acelera la muerte celular.

Advertisement

Por tanto, si el plomo imita al calcio, entonces se necesitaba una molécula unida al calcio para que el plomo pueda desplazarlo. También se necesita que la molécula sea soluble en agua para que pueda disolverse en la orina.

Imagen: Pexels
Advertisement

¿Solución? JP recibe ácido etilendiaminotetraacético disódico de calcio. El calcio es intercambiado por plomo en el interior. El exterior se mezcló bien con el agua permitiendo que se eliminara de los riñones. Recibió varias dosis y los niveles de plomo en la sangre disminuyeron rápidamente en las siguientes semanas. Sin embargo, no fue suficiente. La audición de JP todavía estaba muy deteriorada.

Al parecer, sus déficits neurocognitivos seguían siendo grandes. Sus ataques habían cesado, pero estaba empezando a pasar por alto hitos del desarrollo de alguien de su edad.

Advertisement

¿Qué podría seguir estando mal? Menos plomo debería ser bueno.

Lo que ocurría era que eliminar el plomo de su sangre no revierte el daño ya hecho. El exceso de plomo podría causar que su cerebro se hinchara con agua y causara un edema cerebral. La expansión del cerebro se aplastaría contra el cráneo, rompiendo los vasos sanguíneos y terminando en la muerte

Advertisement

Esto afortunadamente no ocurrió y fue atajado a tiempo, pero el daño irreversible ya estaba hecho.

El análisis de sus juguetes encontró pintura que contenía 0.8% de plomo. Esto significa que solo 1 gramo de pintura contenía el nivel de 8000 microgramos que se encontró en el cuerpo del pequeño, y que probablemente masticó mucho más, ya que se había estado acumulando en su cuerpo durante varios meses.

Advertisement

¿Por qué el plomo en la pintura de los juguetes? Normalmente se hace para secarlo más rápido y para resistir a la humedad y la corrosión en el tiempo. Esa pintura es común en el arte antiguo, y en las casas algo más viejas (aunque el plomo todavía se sigue encontrando en todas partes).

Advertisement

De hecho, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria estimó en 2010 que el consumo promedio de adultos en aproximadamente 0.8 microgramos de plomo por kilogramo de peso corporal por día de una dieta regular. Por tanto, un europeo de unos 70 kilogramos toma aproximadamente 54 microgramos de plomo al día por vía oral.

¿Cómo? A través del tracto, por lo que las cantidades reales que terminan en el cuerpo son realmente más bajas. En realidad, donde los adultos absorben más plomo es a través de los pulmones. El plomo se agregó a la gasolina hasta la década de 1990, cuando las leyes cambiaron.

Advertisement

Hoy sabemos que los niños criados con plomo en la sangre tienen problemas de lectura, una menor coordinación mano-ojo, tiempos de reacción más prolongados y déficits neuroconductuales más amplios.

Advertisement

En cualquier caso, para JB todavía había malas noticias. Las mayores reservas de calcio corporal no se encuentran en los tejidos blandos, sino en los huesos. Debido a que los niños crecen rápido, las tasas de almacenamiento de calcio son altas. Cuando los niveles de plomo en la sangre se elevan en estos primeros años, en lugar de calcio, el plomo se atrinchera y se incrusta en los huesos.

Como lleva varios años para que los huesos se muevan, a medida que JP se convierte en un adulto, ese plomo se filtra lentamente hacia su sangre. Esto quiere decir que durante los momentos de estrés que inevitablemente vivirá en su vida adulta, esas reservas de plomo en el hueso pueden liberar repentinamente una carga capaz de envenenarlo nuevamente.

Advertisement

Y si JP era una niña, el plomo del hueso saldrá de su torrente sanguíneo durante el embarazo y se cruzará con el feto, envenenando al niño y repitiendo el ciclo nuevamente.

Como finalizan en Chubbyemu, no hay una “buena” respuesta o solución a largo plazo para los problemas de JP. Su exposición aguda fue abordada con terapia de quelación, sin embargo, eso no revierte el daño que ya se había hecho durante esos meses en que masticó la pintura de sus juguetes.

Advertisement

Prevenir cualquier tipo de exposición, aunque es más fácil decirlo que hacerlo, es la mejor y la única forma de evitar una tragedia como la del pequeño. [Chubbyemu]

Share This Story

Get our newsletter

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key