Aquí viene El Niño.
Image: NOAA.

Después de casi cuatro meses esperando por un supuesto nuevo fenómeno de El Niño, ya casi está aquí. Según predicciones, es probable que regrese durante el próximo invierno.

Expertos han determinado que hay indicios de que un nuevo El Niño, un fenómeno climático caracterizado por el calentamiento de las aguas en el Pacífico oriental tropical, es “inminente”, según una actualización publicada el jueves por el Instituto internacional de investigación sobre el clima y la sociedad (IRI, según sus siglas en inglés). Esto significa que llegará justo a tiempo para el invierno y para reorganizar el clima en todo el mundo, incluyendo la llegada de un invierno más cálido de lo normal para gran parte de Estados Unidos.

Advertisement

La última actualización sobre El Niño, que incluyó aportes de investigadores del IRI y de la Administración nacional oceánica y atmosférica de Estados Unidos (NOAA, según sus siglas en inglés), fue publicada el 11 de octubre. El informe mencionó que había una gran posibilidad de que El Niño se formara en el próximo mes de noviembre. Sin embargo, una actualización aún más reciente, publicada el 18 de octubre, encuentra que las probabilidades son aún mayores. En conclusión, las posibilidades de que veamos un El Niño desde el invierno hasta principios de la primavera de 2019 son de un 85–90%.

Las condiciones en el Pacífico y sobre el océano parecen coincidir. Según NOAA, El Niño se produce cuando las temperaturas oceánicas en una región del Pacífico tropical oriental se encuentran 0,5 grados Celsius por encima de lo normal durante tres meses seguidos. Esa región se encuentra actualmente por encima de ese umbral, y un gran pulso de agua caliente debajo de la superficie que se abre paso a través del Pacífico debería ayudar a que las condiciones de El Niño se incrementen. Es poco probable que sea El Niño mas severo que hemos visto, pero aún así debería tener suficiente impacto a medida que se propaga a través de la atmósfera para afectar los patrones climáticos en otras regiones del mundo.

Advertisement

Perspectivas de temperatura y lluvias para Estados Unidos el próximo invierno.
Image: NOAA.

El nuevo informe de El Niño coincidió con la predicción del clima invernal de NOAA. Los meteorólogos saben cómo el fenómeno puede influenciar las probabilidades de una manera u otra para ciertos tipos de clima, por lo que las predicciones son bastante confiables al determinar que hay mayores probabilidades de calor en gran parte de Estados Unidos, con la excepción del sureste del país. La predicción también muestra un clima húmedo para el sur del país, mientras que la región de las montañas rocosas del norte probablemente sea más seca de lo normal. El clima húmedo en el suroeste podría ser un gran alivio, ya que la región está en medio de una sequía intensa.

El Niño no es el único cambio climático natural que afecta el clima. También tenemos la oscilación ártica y la oscilación de Madden y Julian (y eso sin mencionar el cambio antinatural causado por el hombre). Y que existan pronósticos que indican, por ejemplo, mayores probabilidades de un invierno mas cálido de lo normal en el estado de Washington, no quiere decir que no habrá períodos de frío. Después de todo, sigue siendo un invierno.