Desde el punto de vista de la seguridad, el bloqueo mediante huella dactilar ofrece una serie de ventajas frente a otro tipo de métodos. Tiene, por desgracia, una característica importante: es inmodificable. Y 5,6 millones de esas huellas inmodificables han sido robadas en Estados Unidos.

Advertisement

El OPM, Office Personal Management, es una agencia dentro del gobierno estadounidense que se encarga sobre todo de la gestión y administración de recursos humanos dentro del mismo. Ayer, admitía que tras la vulneración masiva de sus servidores en un ataque informático, 5,6 millones de huellas dactilares de empleados del gobierno federal habían sido comprometidas.

OPM todav√≠a sigue verificando el alcance de los da√Īos, pero los datos comprometidos, entre los que se encuentran las huellas, afectan a un total de 21,5 millones de empleados.

Algunos de las huellas pertenecen a altos cargos del gobierno americano. Desde Abril, la OPM ha tratado de minimizar de cara al p√ļblico el impacto real del ataque, una estrategia que acab√≥ por provocar la dimisi√≥n de la directora de la agencia, Katherine Archuleta. Adem√°s de las huellas, en el ataque tambi√©n se obtuvo informaci√≥n importante como los n√ļmeros de la seguridad social de esos 21,5 millones de empleados as√≠ como acceso a varios formularios SF-86. El formulario SF-86 es el que rellenan algunos funcionarios americanos e incluye informaci√≥n confidencial como abuso de sustancias en el pasado o aventuras extramaritales. [v√≠a Reuters, WIRED]

Advertisement

Imagen: deepadesigns/Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)