Screenshot: WTXF TV

Antiguamente, a los niños se les obsequiaba con algún libro que pudiera ayudarles con el salto a un nuevo curso. La escuela católica St. Cornelius en Chadds Ford, Pennsylvania, ha querido modernizarse ajustándose a los nuevos tiempos. Los críos recibieron un estupendo escudo antibalas.

Al parecer, una clase de estudiantes de octavo grado que se graduó de la escuela secundaria recibió dichos escudos a prueba de balas como regalo para prepararlos ante posibles tiroteos masivos cuando lleguen a la escuela secundaria. Además, los escudos tienen un tamaño perfecto para colocarlos en sus mochilas.

Según su fabricante, los escudos protegerían a los estudiantes de los ataques con pistolas y escopetas si reciben disparos por la espalda. Teóricamente también, podrían protegerlos si sostuvieran los escudos frente a sus cuerpos, tal y como hace el Capitán América.

Image: Unequal Technologies

En realidad, la genial idea partió de Unequal Technologies, una ropa deportiva local que también fabrica los escudos. El CEO de la compañía, Robert Vito, tiene una hija en la escuela, y le propuso al centro la idea. La escuela católica se mostró entusiasmada. “Es triste que los tiempos hayan exigido que se invente un producto así, pero hemos respondido a la llamada”, expresó Vito.

Advertisement

Los escudos, 25 en total, tienen un valor de mercado de 150 dólares cada uno. Pesan alrededor de 0,5 kilos y al parecer son el complemento perfecto a los libros, lápices y cuadernos de notas del futuro de la nación, los niños. [BusinessInsider]