Marte también está en Madrid, al menos una pequeña parte de él. Tres investigadores españoles han diseñado y fabricado una máquina que puede ahorrar mucho dinero a las agencias espaciales. Se trata de un simulador que reproduce todas y cada una de las extremas condiciones que se dan sobre la superficie de Marte en el interior de una pequeña cámara de vacío.

El medio ambiente del planeta rojo es perfecto para destrozar equipamiento científico. La temperatura en la superficie oscila entre los -87 y los -5 grados centígrados, la presión es mucho menor que en la tierra, y la atmósfera está compuesta en su mayor parte de dióxido de carbono. Súbitas tormentas de polvo pueden impulsar materiales magnetizados en suspensión a velocidades de en torno a los 150 kilómetros por hora. Para rematar, la radiación ultravioleta es muy elevada debido a la tenue atmósfera.

Todas estas condiciones, y alguna más, pueden ajustarse con precisión en el simulador creado por los investigadores Jesús Manuel Sobrado, Javier Martín Soler, y José Angel Martín Gago, del Centro de Astrobiología, y el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid. La máquina no es lo bastante grande como para que astronautas se metan en ella, pero es perfecta para probar la resistencia de todo tipo de instrumental que luego se instalará en las misiones al planeta rojo.

La máquina pronto comenzará a analizar equipamiento que formará parte de la estación meteorológica que la NASA pretende llevar a Marte en 2016 a bordo de la Misión Insight. También participará en proponer dispositivos y materiales para las misiones SOLID y MEDA (Mars Environmental Dynamics Analyzer) que llegarán a Marte en 2020. [Review of Scientific Instruments vía Centro de Astrobiología]

Fotos y diagramas: UCC-CAB

Advertisement

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)