Todos podemos tener un mal día, pero un mal día se convierte con frecuencia en perder tu trabajo si hay cámaras grabando. Le ocurrió a Judine Reed, la portera del parque Cedar Breaks en Georgetown (Texas) después de protagonizar uno de los vídeos virales de la semana.

Chris Hampshire volvía de pasar la tarde con su moto de agua en el lago Georgetown cuando se equivocó de salida. Según dice, intentó corregir la dirección al ver la señal de prohibido, pero una mujer se puso delante de su coche y le llamó “asesino”. Entonces Chris decidió grabar la escena.

El incidente ocurrió el 25 de agosto, pero las imágenes fueron compartidas este martes, 11 de septiembre. Miles de personas han visto desde entonces como Judy pide a la policía que se dé prisa porque aquel hombre acababa de atropellarla. “Estás en problemas, vas a ir a la cárcel”, le dice a Chris.

No parece que el coche se mueva, pero la mujer repite varias veces que la están atropellando, que le están haciendo daño, mientras llama a un compañero: “¡Mike, Mike!”. Cuando aparecen dos guardaparques, una tranquiliza a Judy y otro pide a Chris Hampshire que se quede donde está porque la policía viene de camino. Chris decide marcharse.

Advertisement

De acuerdo con su versión de la historia, “unos 15 patrulleros pasaron volando con las sirenas puestas” cuando se alejaba del parque. Más adelante lo detuvieron, pero él les mostró el vídeo y lo dejaron ir.

Dos semanas después, Chris subió el vídeo a las redes sociales, la historia se hizo viral y algunos usuarios empezaron a escribir opiniones falsas en la página de Facebook del parque. Entonces Judy perdió su trabajo.

Advertisement

Según BuzzFeed News, los funcionarios del parque revisaron el vídeo y llegaron a un acuerdo con ella para no renovar su contrato. “No fue despedida”, dijo Randy Cephus, el subdirector del parque. “El fin de su contrato estaba cerca y decidimos separarnos de mutuo acuerdo”.