La mujer atrapada en la ventana de doble acristalamiento y los bomberos durante el rescate. Imagen: Liam Smyth / GoFundme

Ni la peor de tus citas se compara con lo que le pasó a esta mujer en Bristol, Inglaterra. La chica disfrutaba de una velada con el estudiante Liam Smyth, al que conoció en Tinder, cuando quedó atrapada entre dos ventanas intentando recuperar sus propias heces. Todo empezó con un inodoro que no funcionaba.

Tras cenar en un restaurante de la cadena Nando‚Äôs, Smyth y su cita ‚ÄĒquien permanece en el anonimato‚ÄĒ se dirigieron a la casa del primero con la intenci√≥n de ver un documental y compartir una botella de vino. Una hora despu√©s, la chica se levant√≥ del sof√° para usar el ba√Īo y comprob√≥ con estupor que el retrete no tragaba sus excrementos. ‚ÄúEntr√© en p√°nico‚ÄĚ, explic√≥ despu√©s. ‚ÄúMet√≠ las manos en el inodoro, envolv√≠ [la caca] en papel higi√©nico y la tir√© [por encima de] la ventana‚ÄĚ. Desafortunadamente, la ventana no daba al jard√≠n sino a un peque√Īo espacio intermedio: era una ventana de doble acristalamiento.

Advertisement

La caca envuelta en papel higiénico tras la ventana y el hueco donde quedó atrapada la chica. Imagen: Liam Smyth / GoFundme

A estas alturas, Smyth ya estaba enterado del asunto y hab√≠a subido al piso de arriba en busca de un martillo y un cincel para abrir la ventana. Pero, siendo una gimnasta aficionada, la chica crey√≥ que pod√≠a meterse entre los dos paneles y recuperar sus heces usando una bolsa a modo de guante. Una vez m√°s, no consigui√≥ su objetivo y qued√≥ atrapada cabeza abajo con la cara pegada al cristal interior, imagen que se encontr√≥ Smyth tras escuchar gritos de auxilio. ‚ÄúLa agarr√© de la cintura y tir√©‚ÄĚ, cont√≥ Liam en Internet. ‚ÄúPero estaba atascada‚ÄĚ.

No qued√≥ otra opci√≥n que llamar a los bomberos. En cuesti√≥n de minutos, la calle se ilumin√≥ con el juego de luces de las sirenas y aparecieron varios oficiales en el ba√Īo. Los bomberos examinaron la escena y se pusieron a trabajar con sus herramientas especializadas. Tardaron 15 minutos en liberar a la chica, que ya llevaba media hora cabeza abajo pero estaba sana y salva. (El Servicio de Bomberos y Rescate del condado de Avon confirm√≥ luego a la BBC que hab√≠a recibido una llamada y liberado a una mujer atrapada en una doble ventana).

Advertisement

Todo acab√≥ bien, a excepci√≥n de la ventana de Smyth, que qued√≥ destruida. Pero, dado que vivimos en el siglo XXI, el joven estudiante ha conseguido financiar su reparaci√≥n con una campa√Īa¬†de GoFundme en la que cuenta con sentido del humor todo lo ocurrido durante su cita de Tinder. A estas alturas lleva recaudadas 1780 libras ($2320). Reparar la ventana costar√° solo ¬£200.

[Liam Smyth vía BBC]