Imagen: WC

Una mujer transg√©nero de 30 a√Īos cuyo nombre se ha mantenido en privado se ha convertido en la primera oficialmente registrada en ‚Äúdarle el pecho‚ÄĚ a su beb√©. Tras un tratamiento experimental de tres meses y medio pudo producir 227 gramos de leche al d√≠a.

Al parecer, la mujer explic√≥ a los doctores que su pareja estaba embarazada pero no quer√≠a amamantar, por lo que esperaba poder asumir el papel cuando naciera el peque√Īo. La paciente hab√≠a estado siguiendo un r√©gimen de hormonas feminizantes desde 2011. Sin embargo, no se hab√≠a sometido a ninguna cirug√≠a de las denominadas de ‚Äúafirmaci√≥n de g√©nero‚ÄĚ, tales como aumento de senos, orquiectom√≠a o vaginoplastia.

Advertisement

Hace varios meses, acudió al Centro de Cirugía y Medicina Transnacional Mount Sinai en Nueva York para comenzar el tratamiento experimental de lactancia. El mismo incluía hormonas, un medicamento contra las náuseas, estimulación mamaria, y espironolactona, la cual se cree que bloquea los efectos de la testosterona y la progesterona y un tipo de estrógeno.

Imagen: Pixabay

Dicho tratamiento le permitió tener senos que parecían completamente desarrollados. En un mes, la paciente ya producía gotas de leche. Después de tres meses de tratamiento, las gotas aumentaron a 227 gramos de leche materna por día.

Advertisement

Una vez que nació el crío, la mujer pudo amamantarlo de forma exclusiva durante seis semanas, tiempo durante el cual un pediatra confirmó que el bebé estaba creciendo y desarrollándose normalmente y de manera saludable. Después de la sexta semana completó su lactancia con fórmula.

Dicho esto, al ser el primer caso de lactancia materna de una mujer trans que se registra en la literatura médica, los doctores se mantienen expectantes al discurrir de los días. Si se demuestra que el tratamiento es seguro y eficaz, podría beneficiar a los bebés de otras mujeres transgénero, así como a las mujeres que adoptan o que tienen dificultades para amamantar. [NewScientist]