Image: Daily News

Canadá, en una escuela preescolar se quejan de un niño de cuatro años que gruñe al resto de críos y muestra un comportamiento más revoltoso. Una naturópata la acaba tratando de su “mal comportamiento”. ¿La solución? Un remedio homeopático basado en una dosis de saliva de perro rabioso.

Desde que se supo la noticia, una gran parte de la comunidad médica en el país se ha preocupado por el caso. ¿Por qué demonios saliva de perro? Conocida como lyssinum, lisin o hidrofobina, lo cierto es el gobierno canadiense la ha aprobado como un producto homeopático legítimo.

Advertisement

La historia comenzó cuando Anke Zimmermann, de Victoria, escribió en su blog en febrero que utilizó la saliva para tratar a un niño en edad preescolar que había tenido problemas para dormir y comportarse en el aula. Zimmermann, quien identificó al pequeño como Jonah, había sido mordido por un perro meses antes, y sospechaba que eso podría haberle causado problemas. Según explicaba en el post:

Su escuela preescolar se queja de que se esconde debajo de las mesas y gruñe a la gente. Las personas que necesitan Lyssinum, también conocido como Hydrophobinum, a menudo tienen miedo a la oscuridad, a los perros, incluso al agua, tienen problemas para conciliar el sueño y son demasiado excitables. La agresión también puede ser una característica importante como los sueños de los perros, los lobos y el ser atacado. Esto incluso puede convertirse en una psicosis completa.

En un minuto o dos de darle el remedio, Jonah me sonrió de manera muy amplia y hermosa, como si todas las luces acabaran de encenderse. Nos despedimos, y sentí una cálida sensación de esperanza por él.

Advertisement

Image: Flickr

¿Qué dicen de estos lo expertos? El Washington Post se puso en contacto con Bonnie Henry, experta y médico de la Universidad de Columbia Británica:

No hay evidencia alguna que yo sepa muestre que Lyssin tiene algún beneficio terapéutico. Más importante aún, me preocupa que si un producto realmente contiene lo que se sugiere, la saliva de un perro rabioso, que pondría al paciente en riesgo de contraer la rabia, una enfermedad grave y mortal. Se trata de una enfermedad contagiosa que es casi universalmente mortal en humanos y en perros, y puede transmitirse a través de la saliva de un perro infectado.

Advertisement

Image: Flickr

Sin embargo, el naturópata dijo en su blog que decidió administrar “un remedio homeopático” hecho de rabia porque el pequeño había sido mordida por un perro. Según Zimmermann:

Solo piense en cómo se siente un perro que se infecta con la rabia, asustado y agresivo al mismo tiempo. Un perro rabioso ciertamente gruñirá y tratará de morder a otros animales o personas. Además, no quiere morderlo, pero no puede evitarlo. Lobos y zorros son huéspedes naturales de la rabia y toda la mitología en torno a los hombres lobo puede estar directamente relacionada con la rabia.

Los lobos normalmente no son agresivos para los humanos, pero un lobo infectado con rabia puede ser muy agresivo, una criatura totalmente diferente, una forma de cambio. En la mitología, la mordedura de un hombre lobo también puede convertir a otras criaturas en hombres lobo. La mitología alrededor de los vampiros es muy similar.

En pocas palabras: la homeopatía puede hacer maravillas para los niños con trastornos de conducta si el remedio se puede percibir claramente. He visto una cantidad de casos similares a lo largo de los años que me han ayudado a reconocer el remedio en este caso tan rápido. Lyssinum aka Hydrophobinum es solo uno de los muchos remedios que pueden ser útiles para los niños con ira, agresión y diversos trastornos del comportamiento. Hay muchos otros. El tratamiento siempre debe ser individualizado.

Advertisement

Como explicaba Henry al Post, lo más preocupante de este tipo de casos es cómo algunas personas son capaces de retrasar o evitar los tratamientos eficaces comprobados científicamente para pasar a depender solo de la homeopatía. Un riesgo que en algunos casos puede ser letal. [Washington Post]