Image: John Morales (Twitter)

¿Un paisaje marciano? ¿Una escena eliminada de Blade Runner 2049? Nada de eso. Se trata de la paradisiaca isla de Creta, en Grecia. Un canal de baja presión en el Mediterráneo empujó una tormenta de arena desde el Sáhara, y una gruesa capa de polvo envolvió toda la isla, tiñéndola de naranja.

Pero no te dejes engañar por la belleza de las fotos: cuentan los cretenses que el aire de la isla se volvió irrespirable y el calor, insoportable. Los termómetros alcanzaron los 32 ºC y las fuertes rachas de viento exacerbaron los incendios forestales que se habían declarado el miércoles. Mientras tanto, al norte de la Grecia continental nevaba con esta fuerza:

La tormenta no evitó que los griegos salieran a la calle a tomar miles de fotos. Algunos paseaban con máscaras antigás, por si el panorama no fuera lo suficientemente apocalíptico. A las 4 pm, el aeropuerto de Heraclión alertó a los pilotos de que la visibilidad había caído a 600 metros.

Advertisement

Así lo vio la NASA desde el espacio:

Image: NASA/NOAA Aqua/MODIS

Y así lo vivieron los cretenses a nivel del suelo:

Advertisement

Advertisement

Advertisement