Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Los primeros informes apuntan a que los 300 elefantes muertos en Botswana fallecieron de forma natural

Primero fueron 150 elefantes. En pocas semanas la cifra se elevó a más de 300. Algo está matando a los elefantes de la reserva del Delta del Okawango, en Botswana. Los primeros resultados de la investigación apuntan a un asesino muy poco común: una toxina natural en el agua.

Advertisement

La caza furtiva está completamente descartada, porque ninguno de los elefantes hallados muertos tiene signos de que su cuerpo haya sido saqueado para hacerse con el preciado marfil de sus colmillos. Además lo que quiera que los está matando no diferencia por sexo ni por edad.

Las asociaciones conservacionistas que vigilan el parque indican además que se han visto elefantes vivos con muestras de debilidad, desorientación o dificultad para caminar. En un principio se descartó también la idea de un envenenamiento provocado, pero sea cual sea la causa, lo cierto es que hay algo que está haciendo enfermar a estos grandes mamíferos y todavía no sabemos qué es.

Advertisement

En una entrevista concedida a la agencia AFP el director del departamento de Parques Naturales de Botswana, Cyril Taolo, ha explicado que las primeras investigaciones apuntan a que los elefantes murieron intoxicados debido a la acción de toxinas de origen natural producidas por bacterias.

Advertisement

Existen, efectivamente, bacterias capaces de producir toxinas, y se trata de microorganismos que pueden llegar a reproducirse sin control en el agua si esta se estanca. Varios laboratorios en Sudáfrica, Canadá y Estados Unidos trabajan contrarreloj analizando los restos de los animales fallecidos así como muestras de agua y vegetación de la zona. Según fuentes oficiales de Botswana han muerto ya 281 elefantes en los últimos meses. Las asociaciones conservacionistas elevan la cifra a más de 350. Si los biólogos no encuentran la causa pronto, la mortalidad podría ser aún más elevada. [Science Alert]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter