Si crees que tu cámara digital es un tocho, puedes consolarte admirando las orondas formas de la primera cámara digital de la historia. El ingeniero de Eastman Kodak que la creó lo hizo juntando lo que tenía más a mano. Este mes de diciembre se cumplen 40 años de la creación de aquel dispositivo.

El origen de la primera cámara digital se remonta a 1973. Ese año, la compañía Fairchild Semiconductors había creado el primer sensor CCD comercialmente viable. Su objetivo era sustituir al Vidicon, un sistema de captura de imagen mediante tubo de rayos catódicos, pero las aplicaciones del CCD en este campo aún no estaban claras.

Un Tubo de vídeo Vidicon. Foto: Wikimedia Commons.

A finales de 1974, el supervisor de la división de hardware de Kodak, Gareth A. Lloyd, propuso un experimento a un ingeniero llamado Steven J. Sasson. El experimento consistía simplemente en jugar con el nuevo chip fotosensible de Fairchild a ver lo que daba de sí, y para qué podía ser de utilidad a Kodak.

Advertisement

Sasson decidió tratar de construir un dispositivo que fuera capaz de funcionar de una manera similar a una cámara de fotos convencional, registrando imágenes fijas, pero en formato digital. Dos años antes, Texas Instruments había diseñado un prototipo de cámara electrónica, pero era electrónica-analógica, no completamente digital.

Para su tarea, Sasson no había recibido ningún presupuesto más allá de los 100 dólares que le asignaron para encargar el CCD, así que el ingeniero jugó con los componentes que tenía más a mano. Tardó un año en adaptar el circuito a partir del de un osciloscopio, y combinó el CCD con la óptica de una cámara de cine de Kodak. El sistema de grabación de datos utilizaba casettes como los de los Walkman. Todo el prototipo pesaba 3,6 kilos y tenía este singular aspecto.

La primera foto digital

Llegamos a diciembre de 1975. Sasson y Lloyd convencieron a una asistente de laboratorio para que posara para el dispositivo. La primera fotografía digital tenía 0,01 megapíxeles, era en blanco y negro, y tardó exactamente 23 segundos en grabarse en la cinta.

Advertisement

Para rematar la faena, la cámara no tenía pantalla alguna. El sistema de reproducción de la imagen consistía en un lector de casettes unido a una computadora Mototola modificada y conectada a un televisor en blanco y negro. Todo el tinglado tenía este insólito aspecto y tardaba otros 23 segundos en reproducir la imagen.

Para más inri, una mala conexión de los cables hizo que aquella primera foto solo mostrara una silueta oscura del pelo. Afortunadamente, Sasson se dio cuenta del error y probó otra vez tras cambiar las conexiones. La nueva imagen ya mostraba la cara de la compañera de trabajo en Kodak. Había nacido la fotografía digital.

La cámara pronto se convirtió en el objeto de un inusitado interés por parte de la compañía, pero aún tendrían que pasar muchos años para que el mercado conociera la primera cámara digital comercial. Se considera que ese honor es para la FUJIX DS-1P, que se presentó en la feria Photokina de 1988 y solo se puso a la venta en Japón.

La FUJIX DS-1P. Foto: Fuji

En realidad, el auge de la fotografía digital aún tardó otros cuatro años en producirse. El propio Steven J. Sasson vaticinó que su invento no llegaría a comercializarse hasta pasados 15 o 20 años. En una entravista a Megapixel, el ingeniero explica que esa predicción se basa en la la propia ley de Moore y en la asunción de que los sensores de fotografía digital debían alcanzar al menos 2 megapíxeles para que resultaran atractivos para el gran público.

Advertisement

Se equivocó por muy poco, pero sigue conservando el mérito de ser el padre de cientos de miles de dispositivos que hoy todos llevamos en el bolsillo. La cámara original de Sasson aún se conserva en el cuartel general de Kodak.

Fotos: Steve Kelly y Steve Sasson / Kodak

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)