Foto: Getty Images.

El aeropuerto de Londres Gatwick es el segundo aeropuerto más grande de Reino Unido, y se encuentra entre los diez más grandes de Europa. Recientemente las autoridades tuvieron que suspender toda actividad de vuelo y dejar los aviones en tierra durante mas de 12 horas por culpa de dos insensatos volando drones.

Los drones suponen un verdadero riesgo para los aviones y la seguridad de sus pasajeros y tripulación, por lo que existen leyes que prohíben explícitamente volar drones para tomar fotos o grabar vídeos en las cercanías de las pistas de vuelo. En el caso de Reino Unido, está prohibido volar a una distancia inferior de 1 kilómetro del aeropuerto.

Sin embargo, un par de irresponsables se encontraban volando sus drones a los alrededores de Gatwick, y tras ser reportado a las autoridades, el aeropuerto suspendió su actividad por completo y hasta nuevo aviso, lo que ocasionó que muchos vuelos no pudieran despegar, y otros que se dirigían a Gatwick cambiaran su destino a otros aeropuertos. La cantidad de pasajeros en espera durante el cierre fue abrumadora.

El aeropuerto de Londres Gatwick durante la suspensión de actividades por culpa de los drones. (Foto: AP Images)

Advertisement

El aeropuerto suspendió sus actividades de vuelo a las 09:00pm del miércoles 19 de diciembre, en horario local, hasta las 03:00am del jueves, pero solo pudieron mantenerlo activo durante 45 minutos, dado que volvieron a avistar los drones volando en las cercanías de Gatwick, por lo que se vio obligado a cerrar de nuevo hasta las 04:00pm del mismo día jueves, según las autoridades.

Sin embargo, el cierre continúa extendiéndose. Según The Guardian, actualmente se espera que Gatwick se mantenga cerrado hasta “al menos las 10:00pm” del día jueves, más de 24 horas después de que comenzara el cierre. El ejército se ha desplazado al aeropuerto para ayudar a encontrar a los drones.

El cierre hasta ahora ha ocasionado que 760 vuelos, que incluían unos 110.000 pasajeros en total, se vieran afectados, entre los aviones que no pudieron despegar y los que tuvieron que cambiar su destino para evitar aterrizar en Gatwick. Algunos incluso se vieron obligados a aterrizar en las ciudades de Amsterdam y París.

Advertisement

Hasta ahora se desconoce si las autoridades están en proceso de atrapar a los culpables del cierre forzoso del aeropuerto, ni mucho menos qué clase de acusación y posible condena recaerá en ellos una vez los encuentren. Afortunadamente ninguna persona resultó herida, ni ningún avión tuvo algún accidente por culpa de los irresponsables controlando los drones, pero expertos aseguran que los drones suponen un riesgo mayor para los aviones que las aves, así que mejor hacer caso a las leyes y solo volar drones en las zonas permitidas. [The Guardian vía Verge]