GIF: floydmueller (YouTube)

¿Has pensado alguna vez lo maravilloso que sería poder comerte un helado, una porción de pizza o una ración de papas fritas sin tener que mover un solo dedo? ¿No? Nosotros tampoco, pero alguien ha inventado un brazo robot diseñado para alimentarte por sí solo, y la idea es más interesante de lo que imaginas.

El brazo robot Arm-A-Dine, creado por investigadores de Australia y la India, en realidad no está diseñado para darte de comer hasta que te desmayes de lo satisfecho que estás. Se trata de un experimento social diseñado para interactuar de forma diferente al momento de comer con alguien, incluso jugando y haciendo que la experiencia sea mas entretenida y amena.

No es ningún secreto que hoy en día al momento de salir a comer con alguien podemos estar igual o más atentos de lo que sucede en la pantalla de nuestros smartphones que de nuestro acompañante. El experimento de Arm-A-Dine consiste en una especie de juego en el que, usando la cámara de un smartphone, el robot aplica un sistema de reconocimiento facial para detectar las emociones de tu acompañante, y así realizar una de tres acciones: si detecta una emoción positiva (como una sonrisa), alimentará a tu compañero; si detecta una emoción negativa, te alimentará a ti mismo; y por último, si no detecta ninguna emoción hará un movimiento aleatorio como parte del juego.

Por supuesto, el brazo robot está limitado a levantar cosas de un plato, no cortará un filete ni enrollará un bocado de pasta usando un tenedor, pero de igual forma se trata de un experimento social divertido y, más importante, un recordatorio de que a la hora de cenar, dejemos el smartphone en el bolsillo.[IEEE Spectrum vía Verge]