El Apple Watch hoy por no tiene rival en cuanto a ecosistema de aplicaciones y usabilidad pero su sistema operativo distaba mucho de estar a la altura. La versión 3 del sistema por fin satisface la demanda más repetida: la velocidad a la hora de lanzar las apps, salpicada con un buen puñado de novedades adicionales.

Ahora puede ÔÇťescribirseÔÇŁ con scribbles, una funci├│n que permite dibujar letras sobre la pantalla y as├ş escribir r├ípidamente (en lugar de confiar ├║nicamente en el dictado). Se incorporan adem├ís un pu├▒ado de watchfaces nuevas y, m├ís importante, ahora se puede cambiar entre las m├ís importantes deslizando a izquierda y derecha, un proceso radicalmente m├ís r├ípido que el actual (apretar fuerte en la pantalla y mover el dedo a un lado u otro).

Advertisement

Ahora puede cambiarse entre aplicaciones de manera muy similar a la multitarea de iOS, con los paneles de las aplicaciones.

Resumiendo: Más velocidad al cargar las aplicaciones (solo con esto la actualización ya merece la pena), posibilidad de escribir rápidamente con los dedos (scribbles), nueva vista multitarea de las aplicaciones abiertas y un conjunto de nuevas watchfaces con Minnie Mouse como más notable incorporación.

Advertisement

Se incorpora un nuevo modo de emergencia, adem├ís, que llama a los servicios SOS locales de cada pa├şs y env├şa un mensaje con la ubicaci├│n a nuestros contactos favoritos.

Mejoras en la aplicaci├│n de Actividad

El enfoque de Apple pasa, claramente, por convertir el Watch en un producto centrado en la salud y el fitness y como tal ha mejorado la secci├│n de Actividad con nuevas watchfaces, la posibilidad de compartir los indicadores con amigos, retarse y Breathe, una funcionalidad enfocada en la meditaci├│n y la relajaci├│n que insta al usuario a respirar profundamente a lo largo del d├şa para reducir el estr├ęs.