Apple planea abandonar a Samsung y comenzar a fabricar sus propias pantallas en todos los dispositivos. Apple estaría trabajando en desarrollar sus propias pantallas para iPhone y relojes inteligentes, con la intención de dejar de depender en Samsung y otros fabricantes como proveedores de este producto, según

Advertisement