¿150 dólares por un mando de consola? ¡Diablos, no! Cuando Microsoft anunció el Xbox Elite Wireless Controller, ese fue mi primer pensamiento. Después fui tan tonto como para probarlo. Seguramente ya te estarás haciendo una idea de a dónde nos lleva esto.

Hace dos noviembres, cuando PS4 y Xbox One hicieron su debut en el mercado, mi opinión era que el DualShock 4 era mejor que el mando de la Xbox One. Me parecía un poco más sólido y menos “plasticoso”. Su forma y su textura lo hacían un poco más cómodo de agarrar, y me gustaban las oportunidades que traían la superficie táctil y la barra de luz. Eso por no mencionar ese puerto de audio de 3,5 mm dónde enchufar mis auriculares favoritos.

Hoy, tiraría ese mando a la basura de inmediato y lo cambiaría por uno de estos Xbox Elite. Superan el Dualshock 4 de largo. ¿Quieres que te hable de agarre? La superficie de goma texturada con un patrón en forma de diamante de este mando es simplemente un lujo. Sigo prefiriendo la forma del Dualshock 4, pero no hay la más mínima posibilidad de que este mando se me escape de las manos si yo no lo quiero.

El nuevo pad direccional facetado es simplemente genial para lanzar esos hadoken y esos shoryuken de tu juego de lucha favorito. Ah, y por supuesto lleva un puerto de auriculares estándar en la parte inferior izquierda.

Los gatillos llevan un pequeño interruptor verde al lado que sirve para convertirlos en interruptores en un momento. Digamos que vas a usar un rifle semiautomático o una pistola que requiere recargar mediante un mecanismo. Pulsa el interruptor verde con el dedo medio y habrás reducido el recorrido de los gatillos a la mitad, convirtiéndolos en efectivos y rápidos pulsadores. Funciona a la perfección y es muy sencillo cambiar entre un modo y otro sobre la marcha. Si mi memoria no me falla, los pulsadores sobre los gatillos también se sienten un poco mejores que los del mando de Xbox One estandar.

Luego están esos maravillosos nuevos pulsadores en la parte inferior del mando. En juegos que dependen mucho de los joysticks analógicos, como Halo, a menudo necesitas levantar el dedo del joystick derecho para realizar ciertas acciones como recargar o saltar, pero cada vez que lo haces, dejas de tener control sobre hacia donde miras durante una fracción de segundo. Ahora, sencillamente puedes reconfigurar esas funciones (o cualquier otra cosa) para activarlas desde los pulsadores inferiores sin perder ni una décima de control.

De acuerdo, pero digamos que no te gustan esos pulsadores o el nuevo mando direccional. No importa. Cámbialos.

Cada control se sujeta mediante imanes lo bastante fuertes y con la suficiente tolerancia como para que se sientan sólidos al jugar, pero para que también sean sencillos de extraer y cambiar. Puedes utilizar el D-Pad que quieras, o cambiar los joysticks por otros un poco más altos por si necesitas más precisión. ¡Demonios! Hasta puedes cambiar los joysticks que vienen de serie por otros cóncavos y recubiertos de goma que recuerdan mucho a los del DualShock 4.

Lo que no he podido probar ha sido la personalización de todos los botones mediante la interfaz de Xbox One. Microsoft asegura que puedes ajustar la sensibilidad de cada control, y asignar la función que quieras al botón que quieras. Asegura que se pueden crear diferentes perfiles para cada juego, e incluso alternar entre dos perfiles determinados mediante un interruptor en el centro del mando. De esta manera, puedes crear un perfil para cuando manejas un Warthog en Halo 5, y otro para cuando vas a pie, y cambiar de uno a otro según sea conveniente. Tiene todo el sentido del mundo.

El mando viene con esta bonita funda de viaje para guardarlo todo.

En resumen: Construcción súper sólida, toneladas de posibilidades de personalización en la punta de tus dedos, y quizá hasta cierto potencial de cara al futuro. Ahora que he probado esos pulsadores bajo cada uno de tus dedos tengo curiosidad por saber si los desarrolladores podrían emular experiencias de uso pseudo virtuales en los que permitan sujetar objetos con nuestros dedos.

Ya no me sorprende por qué este mando cuesta 150 dólares. Lo que me sorprende es mi súbito deseo por comprarme uno. Sale a la venta en octubre. [Microsoft]

Actualización: Según Major Nelson, el mando sale a la venta a partir del próximo día 27 de octubre en Estados Unidos y otros mercados. La fecha exacta puede variar.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)