Amazon va en serio con sus drones repartidores: pide permiso para probarlos. Cuando Amazon anunció hace unos meses su plan para utilizar drones como método de reparto de sus paquetes, la idea sonaba a marketing. Pero parece que la compañía va en serio. Amazon ha pedido permiso esta semana al regulador aéreo estadounidense, la Federal Aviation Administration (FAA) para probar los drones en sus propias instalaciones. En el documento, Amazon detalla que estos equipos podrán volar a una velocidad de hasta 80 kilómetros hora llevando un peso de hasta 2,2 kilos. Veremos si algún día entran en funcionamiento de verdad.