¿Algas que matan el cáncer? Suena a anuncio de herboristería, pero es en realidad un estudio serio de ingeniería genética. Un equipo de investigadores australianos modificó genéticamente unas diatomeas (algas unicelulares diminutas) para realizar dicha tarea. Las algas mutantes consiguieron matar un 90% de células humanas cancerosas.

La idea es sencilla: utilizar las pequeñas diatomeas, que sólo miden seis micras de diámetro, para encapsular drogas de quimioterapia. Como los agentes quimioterapéuticos son dañinos para el tejido sano, los científicos modificaron genéticamente las algas para cubrir de anticuerpos la superficie de su membrana externa. Estos anticuerpos sólo se unen con las moléculas de células cancerosas, por lo que el fármaco se entrega directamente al enemigo.

Advertisement

Advertisement

“Al modificar genéticamente las algas diatomeas —pequeñas, unicelulares, fotosintetizadoras, con un esqueleto hecho de sílice nanoporoso—, somos capaces de producir una proteína de unión de anticuerpos en la superficie de sus conchas. Los medicamentos anti-cáncer de quimioterapia son habitualmente tóxicos para el tejido normal. Para minimizar la toxicidad fuera del objetivo, los medicamentos se pueden ocultar en el interior de las nanopartículas revestidas de anticuerpo. El anticuerpo se une sólo a moléculas que se encuentran en células cancerosas, entregando así el fármaco tóxico expecíficamente a las células diana” resume Nico Voelcker, líder de la investigación

El estudio ha sido publicado por la Universidad de South Australia en la revista Nature Communications. Investigadores de Dresden (Alemania) colaboraron con los científicos australianos para conseguir modificar las algas. Tras matar un 90% de células cancerosas humanas de una muestra, el invento fue testeado con ratones. Al inyectar las diatomeas en los roedores, sus tumores retrocedieron.

Es curioso (y prometedor) cómo estos organismos vivos pueden ayudarnos en la administración dirigida de fármacos, una de las áreas más importantes de la investigación contra el cáncer. En un futuro próximo, estudios como éste nos pueden ayudar a desarrollar una quimioterapia más eficiente que la actual. [Nature Communications vía International Business Times]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)