Los físicos e investigadores de IBM tienen una curiosa forma de entretenerse: moviendo átomos. Y es algo que el resto de mortales tenemos que agradecer, porque en uno de sus ratos libres han creado un fascinante corto de animación en stop-motion a base de átomos individuales. Es de hecho el corto más pequeño del mundo jamás creado, con récord Guinness incluido. Puedes ver arriba el resultado y, debajo, otro vídeo de cómo lo hicieron.

La habilidad de mover átomos individuales es una de las características clave en los proyectos de investigación de IBM Research en el área de memoria atómica. Pero también se puede aplicar a algo tan curioso como componer un corto de animación.

Advertisement

¿Cómo lo han hecho? Los investigadores utilizaron un microscopio especial que funciona a una temperatura de -268º centígrados y es capaz de aumentar la imagen 100 millones de veces. Con este microscopio movieron miles de moléculas de monóxido de carbono (dos átomos situados uno encima de otro), tomaron 242 imágenes, y las editaron una detrás de otras para simular el movimiento. Puro stop-motion científico.

Merece la pena echar un vistazo al resultado final y al vídeo debajo de cómo lo hicieron. [IBM Research]