El Boeing X-37B s el dron favorito de muchos teóricos de la conspiración, y lo cierto es que no le faltan razones para alentar el misterio, porque a día de hoy sigue sin conocerse para qué sirve exactamente. Mañana martes, el X-37B vuelve a pisar tierra tras casi dos años en órbita trabajando para la fuerza aérea estadounidense.

Se conocen bastantes datos técnicos sobre este dron. Se trata de una versión militar del X-37A que Boeing y DARPA desarrolloraron para la NASA. Es capaz de permanecer en órbita durante largos períodos de tiempo y, a diferencia de otros satélites, es capaz de cambiar de órbita a voluntad y de volver por sí solo a la superficie cuando se le acaba el combustible.

Advertisement

Lo que no se conoce es la carga de este versátil y pequeño vehículo. Desde la Fuerza Aérea Estadounidense solo explican que el X-37B forma parte del programa OTV (Vehículo Orbital de Pruebas por sus siglas en inglés). Según el Pentágono, el OTV es "un programa para la reducción del riesgo, la experimentación, y el desarrollo del concepto operacional para tecnologías de vehículos espaciales reutilizables, en apoyo de objetivos de desarrollos espaciales a largo plazo".

Popularmente, se asume que el X-37B es un dron espacial espía. El hecho de que su órbita conocida pase por países como Corea del Norte, Irán, Pakistán, Afganistán o China avala mucho esta teoría. Es la tercera misión de larga duración del X-37B. El dron despegó de Cabo Cañaveral el pasado 11 de diciembre. [vía The Daily Beast]

Fotos: Wikimedia Commons

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)