Imagen: Flybrix,

Nunca es tarde para volver a jugar con legos. El ingeniero eléctrico Amir Hirsch lo sigue haciendo, y además se gana la vida con ellos. Este antiguo alumno del MIT fundó en 2015 una compañía llamada Flybrix que se dedica a vender kits de electrónica para construir drones con piezas de Lego.

Flybrix no está oficialmente afiliada a Lego, pero sus kits son 100% compatibles con los ladrillos de juguete. Cada uno de ellos incluye hélices, motores, piezas específicas y el cableado necesario para conectarlo todo, además de una pequeña cantidad de legos; pero también dejan la puerta abierta para que personalices el dron con los Lego que tengas en casa.

Quizá lo más divertido del concepto es que no pasa nada si el dron sufre una colisión catastrófica contra la casa de la vecina, se puede volver a construir todas las veces que quieras (y de todas las formas que se te ocurran). Por ejemplo, en lugar de un cuadricóptero puedes construir un dron de seis u ocho hélices para aumentar la capacidad de elevación.

Advertisement

“La mayoría de la gente me pide que me estrelle contra la pared”, comenta Hirsch en MIT News. “Todos quieren ver cómo se rompen en pedazos”. Flybrix vendió 8000 kits en 2016; 500, en colegios de todo el mundo.

Los kits disponibles son el básico, que cuesta $189, y el deluxe, de $250, que incluye un mando de control remoto por radiofrecuencia. El Flybrix viene con una placa Arduino preprogramada para comunicarse con el mando, y también se puede conectar a un smartphone mediante la aplicación de Flybrix para iOS o Android. [Flybrix vía MIT News]