Imagen vía: Dan McDonald (YouTube).

Cambiar el aceite del coche no es un capricho, es una necesidad para mantener en buen estado su motor. Si no lo cambias a tiempo tu coche comenzará a sufrir y lo notarás en su rendimiento, pero si no lo cambias nunca el aceite viejo se convertirá en una cosa viscosa asquerosa (y tu coche morirá).

Este vídeo es el equivalente a una película de terror para los apasionados de los coches. En él vemos cómo un grupo de mecánicos intenta hacerle el cambio de aceite a un viejo Volkswagen Passat de la década de 1980 que seguramente no había sido cambiado en muchos años. El aceite, en vez de fluir con normalidad, desciende lentamente como una especie de brea tan espesa que ni siquiera se adhiere al dedo del mecánico que lo está tocando. Es imposible que el coche circulara de esa forma, me niego a creerlo.

Advertisement

Advertisement

Sea cual sea tu coche, nunca dejes pasar más de 30.000 kilómetros de recorrido para cambiar el aceite. Tanto el motor como tu bolsillo lo agradecerán. [Dan McDonald (YouTube) vía Jalopnik]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.